Honda Acura TSX, un clásico

AUTOS

En 1986, después de una década de investigación y desarrollo, Honda Motor Company abrió 18 puntos de venta totalmente nuevos en Estados Unidos en apoyo a su división Acura. Ésta fue la primera marca japonesa de lujo en llegar al mercado, y su oferta inicial consistió en dos modelos, el Legend y el Integra. El éxito de estos modelos llevó a la competencia con los japonesas de lujo Lexus de Toyota e Infiniti de Nissan.
En 1990, cuatro años después del debut del Legend y el Integra, Acura introdujo el NSX, un V6 deportivo de tracción trasera. Su nombre es un acrónimo de NewSports eXperimental y se presentó como el primer auto japonés capaz de competir con Ferrari y Porsche. Este vehículo fue el estandarte de la marca Acura, además del primero en producción hecho completamente de aluminio.
El Acura TSX es un sedán cuatro puertas para cinco pasajeros, diseñado para competir con los sedanes Audi A4 y BMW Serie 3. Viene con un sólo motor, un 4 cilindros en línea 2.4 litros, y opción a una transmisión manual de seis velocidades y una automática secuencial SportShift de cinco velocidades. Igualmente importante, la economía de combustible no cambia con la manual y mejora con la automática. El TSX conserva una configuración de tracción delantera, mientras que los verdaderos sedanes deportivos son de tracción trasera. Dicho esto, el TSX es uno de los sedanes de tracción delantera de mejor manejo en su clase, difícil de superar en la conducción diaria y que puede seguir siendo divertido en una carretera de montaña.
Todo lo que es importante en el interior es operado eléctricamente, incluido el ajuste de ambos asientos delanteros, y el control de clima de doble zona y los asientos y los espejos exteriores con calefacción se incluyen de serie.
El volante luce botones e interruptores de balanceo para controlar más de una docena de funciones, y los indicadores transmiten sus datos con gráficos fáciles de ojear. La configuración superior de audio fuerza la reubicación del cambiador de discos abajo en las entrañas del tablero central, donde no se accede tan fácilmente como en el sistema base, el cual lo pone en la cima del tablero. El espacio de cajuela es bien amplio para el Acura.
El Acura TSX viene de serie con tapicería de piel, control de clima automático de doble zona, asientos con calefacción, asiento del conductor eléctrico de ocho posiciones con memoria, asiento del copiloto eléctrico de cuatro posiciones, ventanas y seguros eléctricos, espejos exteriores con calefacción, controles en el volante para el control de crucero y audio, estéreo AM/FM/XM/6CD con siete bocinas, conexión auxiliar de audio y puerto USB en la consola central, quemacocos eléctrico corredizo y de posiciones con cubierta parasol, conectividad Bluetooth, control remoto para puerta de garaje, dos tomacorrientes, faros de xenón de alta intensidad de descarga HID, luces de niebla y limpiaparabrisas con sensor de lluvia.
Entre lo disponible para el espacio interior, incluye kits de detalles como el Dark Metallic y Titian Silver, bandeja de cajuela, ganchos de cajuela y organizador y red de carga. Para el exterior está un sistema sensor en reversa, seguros de rines, kit deportivo de defensa y aplique en la defensa trasera.
Los equipos de seguridad incluyen un completo conjunto de airbags para proteger a los ocupantes delanteros y traseros en accidentes de impacto frontal y lateral, y los asientos traseros de los extremos cuentan con anclajes LATCH para asientos de seguridad para niños. El Acura TSX es para aquellas personas que le intimida un mecánico. Para olvidarse de que su pariente mecánico sea su mejor aliado. Un carro sumamente clásico en su estilo y clásico para su público.
Enrique Kogan

Acerca del Autor