GOBIERNO: Senadores de EE.UU. quieren presionar a Irán

Washington, 23 sep (EFE).- Líderes del Senado de EE.UU. urgieron hoy al presidente Barack Obama a que aproveche su discurso de mañana ante la ONU para presionar a Irán a que demuestre con "hechos" su seriedad sobre el desarme nuclear.
El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el demócrata Bob Menéndez, y el senador republicano Lindsey Graham, enviaron hoy una carta a Obama en la que pidieron aumentar las presiones sobre Teherán para un "acuerdo diplomático con la comunidad internacional".
"Le urgimos a que reitere la postura de Estados Unidos de que no permitiremos que Irán logre (desarrollar) capacidad para armas nucleares, y exigimos acciones verificables de Irán que permitan la posibilidad de un acuerdo diplomático con la comunidad internacional", indicaron en la carta.
"Irán no es un amigo cuya palabra podemos tomar como una promesa. La prueba de la seriedad iraní debe ser una acción verificable por parte de Irán para eliminar su programa de armas nucleares, incluyendo el cumplimiento de los mandados de cuatro resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", agregaron Menéndez y Graham.
Ambos senadores consideraron que, si bien la elección del presidente iraní, Hasán Rohaní, fue un reflejo del descontento popular en Irán, y que éste ha iniciado un acercamiento diplomático, "las acciones de Irán son las que cuentan".
El pasado 2 de agosto, ambos senadores encabezaron una carta firmada por 76 miembros de la Cámara alta que pedía sanciones más firmes contra Irán.
La solución al conflicto, según los senadores, pasa por cuatro elementos estratégicos: un mensaje "explícito y continuo" de que Washington no permitirá un Irán con armas nucleares; que Irán demuestre una "apertura hacia las negociaciones"; continuar y endurecer las sanciones, y mostrar una "amenaza convincente" sobre el uso de la fuerza.
Los senadores aconsejaron a Obama que mañana, durante su discurso ante la 68 Asamblea General de Naciones Unidas, reitere la meta de EE.UU. de lograr una solución diplomática, pero también "nuestra determinación de emprender cualquier acción necesaria para evitar que Irán se convierta en un Estado nuclear".
En declaraciones a los periodistas que viajan con Obama a Nueva York, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo hoy que por ahora no se ha programado ningún encuentro bilateral entre el mandatario estadounidense y Rohaní.
Ambos coincidirán mañana en la ONU, lo que ha alimentado las expectativas de un posible encuentro bilateral, que sería el primero entre los líderes de EE.UU. e Irán desde 1977.
En días recientes, Rohaní ha encabezado una intensa campaña mediática para persuadir a la opinión pública de su interés por mejorar las relaciones de Irán con Occidente.

Acerca del Autor