Fútbol de Barrio y ecos del Mundial

Todavía no se extinguen en nuestras retinas las imágenes del Mundial de Fútbol, donde los 209 países del mundo jugaron las eliminatorias y solo 32 llegaron a la Gran Cita en Brasil. Por estar allí los jugadores daban lo que sea por ser escogidos y jugar por su selección nacional, a diferencia del béisbol y el baloncesto donde lo que importa es el equipo de liga y la selección nacional es prescindible. En cualquier parte del mundo se están desarrollando en estos momentos millones de partidos de fútbol, con zapatos o sin ellos, en un gramado o en cualquier pedazo de terreno disponible. Con un balón de trapo o con uno sintético. Con un par de piedras como portería o con la reglamentaria, todas las edades posibles, todas las razas, todos los credos. El fútbol es el deporte universal, incluso en los Estados Unidos. En la foto Pablo D. Perleche (azul) de un combinado de New Britain, Connecticut y Gonzalo Cisneros (verde) del Deportivo Connecticut de Waterbury. En ambos elencos hay jugadores de todos los continentes, en el Parque Stanley de New Britain, Connecticut.
Pablo D. Perleche
pablodperleche@aol.com

Avatar
Acerca del Autor