Festival de Teatro y Comedia Musical en Hartford Stage

Brand: New Festival of New Works
Pareciera que los meses de Octubre y Noviembre nos trajeron -además de la tormenta Sandy- una explosión de obras teatrales de gran calidad. Tanto el “Festival Brand: New Festival of New Works” (Festival de Obras Nuevas) como la comedia musical “A Gentleman’s Guide to Love and Murder” encontraron un hogar gracias a la agrupación del “Hartford Stage”.
El famoso Festival Brand: NEW Festival of New Works, el que ya lleva 14 años de deleitar al público, es único en su clase. Este festival presenta lecturas de obras que están aún en proceso de ser escritas pero ya casi terminadas. El formato que se utiliza para estas lecturas es interesante: Los actores, dramaturgos y director o directora teatral se reúnen por solo dos días para extirpar la esencia de los personajes que están en las páginas del manuscrito. Durante la lectura, los actores tienen el texto en un cartapacio y no tienen la ayuda ni de vestuario, ni de escenografía para desarrollar sus personajes y contribuir con la visualización de la obra. Me imagino que los oyentes de novelas radiales deben haber tenido una experiencia semejante La diferencia es que en el festival, el público presente puede observar a los actores y sus expresiones faciales y el movimiento de sus cuerpos, lo que utilizan para crear la acción.
Puedo decir que todos ganamos gracias a este Festival. El público porque puede apreciar cómo se desarrolla una obra teatral y el proceso creativo de un dramaturgo. También el festival nos permite conversar con los dramaturgos al final de cada presentación y hacer preguntas sobre aspectos que no están claros o que nos gustaron. Los dramaturgos, según expresaron algunos de los que yo escuché, tienen la oportunidad de ver cómo reacciona el público ante las distintas escenas y tener así una mejor idea de líneas de diálogo que pueden ser editadas o esclarecidas.
Este año, Brand: NEW presentó cinco lecturas, iniciándose el Festival con la obra “Se Llama Cristina” de Octavio Solís, dirigida por Loretta Greco. En esta obra, Solís, uno de los más respetados dramaturgos Latinos, y cuyas piezas teatrales han sido estrenadas a nivel nacional, nos presenta un drama en el que una pareja de drogadictos, se encuentra en un cuarto con una cuna en la que en vez de un infante, hay una pierna de un pollo. Lo surrealista de la obra, y la manera tan magistral como Solís nos lleva del presente al pasado, intercambiando las experiencias de los personajes principales y agregando otros, resulta en una obra que obliga al público a confrontar muchas dudas. Por ejemplo, algo tan importante y esencial como, “¿estamos listos para ser padres?” y “¿qué tipo de vida daríamos a nuestros hijos?”. Solís, cuya obra Lydia se estrenó en Yale Rep, está escribiendo “Christina” como parte de un programa de Denver Center Theatre Co., y será producida por la agrupación Magic Theatre el próximo año. La lectura fue interpretada por los actores Félix Solís, Nancy Rodríguez, William Zielinsky y Aniela González.
Mientras Solís en “Cristina” nos hacía contemplar preguntas de gran profundidad existencial, la joven dramaturga Bess Wohl, en su obra “American Hero” nos hizo reír con las peripecias que pasan sus personajes, los que encuentran trabajo en un restaurante que vende solamente emparedados y cuyo dueño, después de abrir el negocio desaparece, dejándolos así tratando de ver cómo es que van a recibir su sueldo y cómo van a satisfacer a los clientes que vienen en busca de comida. Wohl, utiliza este concepto para denunciar cómo las grandes empresas se hacen ricos gracias a maniobras que afectan a los dueños de pequeños negocios, cómo la eliminación de puestos de trabajo y la falta de empleos, afecta la vida diaria de miles de personas, y cómo en medio de esta tragedia, siempre hay alguien que busca la manera de triunfar. La dramaturga Wohl, graduada de Harvard y Yale University, ha escrito libretos para la TV y el cine y se apunta como una figura muy importante del teatro contemporáneo. Su obra fue dirigida por Darko Tresnjak, quien en su posición de nuevo director artístico de “Hartford Stage”, ya está poniendo un sello muy personal a las obras que él dirige.
El resto del Festival se vio algo afectado por el anuncio del huracán Sandy, y esto no me permitió asistir a las otras obras presentadas. Estas fueron: Oak Dale, de Dan O’Brien; Reverberation de Matthew López, quien sirve como dramaturgo residente en “Hartford Stage” este año, y A Swell in the Ground de Janine Nabers.
El Festival finalizó con un panel donde participaron todos los dramaturgos representados. Felicitamos una vez más a “Hartford Stage” por este magnífico Festival que le permite al público amante del teatro, conocer de cerca el proceso creativo y artístico necesario para lograr escribir y desarrollar una obra teatral.

Acerca del Autor