news@identidadlatina.com | 2015-07-05 08:49:59

Doctor Mario Cohen, prestigioso Ginecólogo y Obstetra en Connecticut

“Lo gratificante es que creamos vida”

Escrito el 21 nov 2012
Por :
Conocer al Dr. Mario Cohen (58) fue una experiencia muy agradable, escuchar sus explicaciones y consejos fue altamente gratificante. Con un tono de maestro nos contó que nació en Corrientes, provincia de Argentina, que se recibió de Médico en la Universidad de Córdoba en su país y la especialidad de Ginecología y Obstetricia la hizo en Brooklyn, Nueva York. Empezó trabajando como médico en Argentina y luego emigró a los Estados Unidos en busca de mejores horizontes, en 1980. En el año 87 se vino para Hartford invitado por colegas para trabajar en el área y se quedó. Actualmente es miembro del “Women’s Health Connecticut” y tiene su consultorio en West Hartford. Enamorado de su profesión, nos dijo que lo más gratificante de su especialidad es sentir que crea vida. Además está casado, tiene dos hijos y dos nietas, que nos dijo, son su debilidad.
-¿Por qué eligió la especialidad de Ginecología y Obstetricia?
-La única razón es la que quería trabajar con pacientes felices, y esta especialidad es una de las que, en la mayoría de los casos, termina en un buen producto. El lado gratificante es que creamos vida, el lado triste es que, también se puede ver perder la vida. Hice 5 años de residencia y después me ofrecieron una práctica privada acá en Hartford en el 87, con unos médicos con los que había entrenado antes, me conocían y sabían de mi trabajo. Mi esposa es maestra. En realidad es a ella que le gustó mas esta área, es de Córdoba y ahí también hay fríos fuertes. Trabajé en todos los hospitales de la zona y ahora solo lo hago en el de Hartford. Mis casos, los partos, las operaciones, las cirugías las hago allí,. Mi consultorio está acá en West Hartford, es donde atiendo a mis pacientes.

-¿Qué porcentaje de latinos tiene entre sus pacientes?
-Un 75% de mis pacientes son latinos. El idioma es una gran ayuda para ellos, no hay muchos médicos que sean latinos de nacimiento, algunos hablan español pero no tienen esa comunicación fluida como nosotros. La verdad que acá existe la necesidad, nuestra población latina sigue creciendo.
-¿Podría explicarnos de qué se compone la atención que usted brinda?
-Mi especialidad es en realidad todo lo que tiene que ver con la salud de la mujer, su cuidado, problemas de infertilidad, enfermedades ginecológicas y obviamente obstetricia; cuidado de la embarazada, nacimiento del bebé y luego continuamos con la salud de la mujer a través de todo el ciclo de su vida. Empezamos una vez que entran en la pubertad y después no hay límite de edad para su atención. Siempre se les recomienda que tengan un examen anual con un ginecólogo hasta el último día de sus vidas.

-¿A partir de qué edad recomienda que vengan las pacientes?
-No me especializo en niños, empiezo en adolescentes, desde los 15 o 16 años hasta cualquier edad.

-¿Cómo ve la alta tasa de embarazos en adolescentes, especialmente latinas?
-Es cierto, hay una incidencia alta de embarazos en las adolescentes o teenagers, mi opinión es que el índice está estabilizado. Ahora hay un poco mas de educación y mas acceso a anticonceptivos para las muchachas jóvenes. En las latinas y afroamericanas siempre hay mas embarazos de adolescentes pero esto también está cambiando, los padres están trayendo a sus hijas con anticipación para prevenir.

-¿Qué recomendación les daría a las mujeres para no tener un embarazo no deseado?
-La mejor prevención es que vengan a hablar con el médico, no tienen que ser examinadas precisamente; hay que tener en cuenta que el 80% de nuestro trabajo es educación y prevención. En la consulta pueden estar presentes los padres o no, depende de cada familia. El problema que tenemos es que si no lo hacemos los padres o los médicos, ellas lo aprenden de sus amigas y amigos, que no tienen la suficiente base sobre este tema. La única persona que le puede dar una educación real, verídica y exacta de su salud es el médico.

-¿Qué consejos generales les puede dar a las mujeres sobre su salud?
-No esperar hasta una edad muy avanzada para la primera visita al médico, si no quieren ir con un ginecólogo la primera conversación la puede tener con un pediatra o médico general. Y no estamos hablando de la parte sexual que en realidad puede ser un 20% de esa conversación, estamos hablando de la salud de la mujer. Hay que estar preparados en todos los aspectos, por ejemplo, hay una vacuna que salió hace unos años que sirve para la prevención del cáncer del cuello uterino, esa hay que ponerla temprano en la vida, todos los seguros lo pagan y es recomendada desde los 9 años hasta los 26, después no se la pueden dar.

-¿Qué opinión tiene de la cuestión religiosa en cuanto al aborto?
-Nuestra posición es que al paciente le damos toda la información, nosotros no hacemos ningún juicio religioso ni político. Una vez que la paciente está embarazada le preguntamos cuáles son sus deseos para continuar el embarazo, particularmente yo no hago abortos pero si les ofrezco las opciones y si lo desean les derivo a los lugares en que se lo pueden hacer. Nosotros no influimos en su decisión.

-¿Hasta qué mes está permitido realizar el aborto?
-La ley en realidad lo permite hasta las 37 semanas, pero por supuesto desde el punto de vista médico, la responsabilidad está en decirle al paciente, mientras mas temprano es mas seguro y mejor para ella, física y mentalmente. Mi trabajo es darle las opciones, si quiere continuar con el embarazo y también si quiere entregar al hijo en adopción le pongo en contacto con las personas adecuadas.

-¿En qué influye que venga la pareja a las consultas?
-Siempre recomendamos que venga la pareja a la consulta, los dos van a ser padres, los dos tienen que compartir las responsabilidades del parto y del cuidado del bebé y puedo decirle que, hoy en día y es un aspecto para mi estimulante, hay una gran proporción de parejas que vienen juntos.

-¿Y cómo están las posibilidades de los que quieren y no pueden tener hijos?
-Es una parte también excitante de nuestra especialidad porque en los últimos 25 años hemos visto que el 99% de infertilidad tiene solución, son muy pocos los casos que no tenemos ninguna opción para el paciente. Nosotros hacemos parte de la investigación y cuando descubrimos un problema que podemos tratarlo lo decimos y si es algo mas sofisticado, lo derivamos a otros especialistas, hay muy buenos en esta área.

-¿Hay una edad límite para llevar el embarazo?
- En esto no hay una edad máxima, hay pacientes que tienen 45 años y quedan embarazadas. Cuando se llega a cierta edad y descubrimos que la paciente es completamente infértil, que sus ovarios no funcionan, hoy en día existen mas opciones, como el conseguir que una mujer done el huevo, y con el esperma del esposo se forma el bebé y esa mujer de 47 o 48 años puede llevar el embarazo.

-¿Qué consejos les daría a los jóvenes que están en edad de elegir una carrera y ven como opción ser médicos?
-La medicina es una profesión digna, honesta y estimulante y premia el esfuerzo, hay que trabajar muy duro, muchas horas de estudio, mucho desvelo. Para ser un buen médico, primero hay que tener un buen corazón y un deseo de servir muy grande y lo que nos decían a todos los médicos cuando empezamos y muchas veces no entendíamos, que debemos estar preparados para todo; repito, requiere mucho esfuerzo pero tiene sus grandes compensaciones.

-¿Quisiera dejar un mensaje a la comunidad latina?
-Mi mensaje es, como primera medida traten de acercarse a sus médicos, estoy convencido que el 99% de los médicos es gente honesta que quiere ayudar a sus pacientes, la gente muchas veces tiene miedo de ir al médico, deben entender que el médico es un compañero para trabajar juntos en su salud. El paciente debe tener también la responsabilidad de trabajar con el médico. Debe existir diálogo, interacción, una especie de conexión entre ambos; y si uno no encuentra esa relación con el médico, ese no es el médico indicado para usted, busque otro.

Jorge Alatrista
Jorge Alatrista
news@identidadlatina.com

Acerca del Autor