ENTREVISTA: Yazmín Londoño y su pasión por el teatro

-Yazmín, ¿Hace cuánto llegaste a los EEUU?

-Tengo aquí más o menos dos años. Llegué primero a Carolina del Norte, ahí vivía mi esposo. Ahora estamos radicados en Manchester, Connecticut junto a nuestros dos hijos. La verdad, me vine por amor.

-Vienes de una vena artística, tu madre es artista, ¿Cuánto influyó en tu decisión de seguir la misma carrera?

-Mi mamá empezó algo tarde su vocación. Mi familia no quería que siguiera esta profesión. Querían que estudie una carrera profesional primero y después hacer actuación. Pero yo dije que no, primero estudio actuación y después hago la carrera. Mi mamá me apoyó y me dejó ser libre en ese sentido.

-¿Qué edad tenías cuando empezaste a estudiar teatro y cómo fue la etapa de aprendizaje?

-Tenía 19 años cuando empecé mi carrera actoral. Ingresé y mi madre se alegró. Es una carrera de cinco años. En la escuela te enseñan de todo, a actuar, audición, la voz, baile, música, canto. Algo que nunca aprendí fue el canto. Nos enseñaron a hacer trabajo de campo, teníamos que ir, mirar y entrevistar a la persona que quieres interpretar. Y no fue fácil. En el primer ciclo como que decían, ‘esta niña no va a dar, no va a terminar la carrera’. Ingresan como 30 y terminan ocho. Es bien estricto. Te trabajan el cuerpo a nivel físico, pero también es divertido porque haces esos personajes que en la vida real jamás lo harías.

-¿Has hecho televisión también?

-Algunas cositas pero no me atrae mucho. Me gusta más el contacto con el público. Das un mensaje con el personaje, transmites al público por qué haces el personaje que interpretas. Muchas veces el personaje se parece a ti, otras no. Es un reto interpretarlo bien, de modo que el público apruebe o no tu actuación.

-Como estudiante tuviste la oportunidad de participar en festivales internacionales, ¿Cuéntame de eso?

-Pertenecía al elenco de mi escuela y me fui a Rumania por una invitación que hace la Unesco donde reúne todas las escuelas a nivel mundial. En Rumania presentamos “Romeo y Julieta” que lo conoce todo el mundo y era ver lo diferente de cada país. Todos lo hacían con sus propios idiomas. Después fuimos a España donde también había gente de México.

-¿Qué recuerdos tienes de la obra “Nido de Palomas”?

-La hicimos en un teatro de Barranco en Perú. Fue antes de venirme a este país, escrita por Eduardo Adrianzén y dirigida por Renato Fernández. La obra habla de dos esposos que uno quiere irse a España a ejercer y la esposa no quiere. Ella está embarazada y tiene una amiga que viene de EEUU que es amiga del esposo. Nido de palomas es una metáfora, ella está embarazada y al final de la obra vienen los dolores de parto, justo cuando tiene que partir para el aeropuerto.

-¿Cuál fue la última obra que hiciste en Perú?

-“Tus amigos nunca te harían daño”, dirigida por Carlos Acosta. Al año de hacer esa obra me vine a EEUU y ya estaba embarazada de mi primer hijo.

-¿Cómo empezó la experiencia de dictar talleres de teatro para niños?

-Entré a dictar los talleres por salvar a un profesor que se había ido y faltaban dos semanas para hacer la clausura del centro donde trabajé por cinco años en Lima.

-¿Qué tal es trabajar con niños?

-Muy enriquecedor. Una aprende mucho de ellos. El niño se da, es espontaneo y eso es el teatro. Y con el niño se juega y con el juego se aprende. Tú entras en ese juego para que el niño desarrolle la confianza, su autoestima, etc. Básicamente el taller se centra en el juego dramático. El niño va a desarrollar las diferentes actitudes que tenga. La expresión verbal o corporal. La comunicación para aquellos que se les hace difícil socializarse. Acabo de empezar un taller para niños de 6 a 9 años y de 10 a 12 años en Manchester, Connecticut.

-¿Qué otra actividad estás realizando?

-No se olviden que si tienen niños pequeños, hago cuentos teatrales para animar sus fiestas. Involucro a los niños y a sus padres. Hago los cuentos, yo mismo los escribo, actúo y los llevo a las casas tal cual como es con la infraestructura, luces y todo. Me pueden contactar al 919-298- 0519.
Cathy Montano
Identidad Latina Newspaper

Identidad Latina
Acerca del Autor