ENTREVISTA: Referente del Consulado/Perú

Guisella Ramírez, referente del Consulado del Perú en Hartford

-Guisella, ¿Cómo comienza tu historia?

-Nací en Lima, tengo tres hermanos, vengo de una familia profesional, de una trayectoria de mujeres muy trabajadoras y fuertes. Mi abuela crió a tres hijos y esposa de un marino que siempre viajaba. Mi madre crió a cuatro hijos y es enfermera de profesión, en la época donde hacían de todo. Ellas son las mujeres que me inspiraron.

-¿Cómo empezaste involucrarte en el tema de los Consulados?

-Cuando era niña, mi mamá me puso en una escuela británica, donde toda la instrucción era en inglés. De ahí creció el deseo de ver culturas distintas. En la universidad, estudie traducción y interpretación, y conseguí una beca para estudiar en Francia. Tenía solo 19 años, pero lo vi como una aventura estudiar y vivir en un país lejano. Estudié en Besançon, sur de París. Francia es como mi segundo país.

-¿Y cómo siguió tu vocación?

-Cuando terminé la universidad, un amigo me habló de un aviso en el periódico sobre Cancillería. Empecé hacer traductora de francés en Relaciones Exteriores de Perú. Después me postulé para el Consulado y después al Palacio de Justicia a interpretar a reos encarcelados.

-Eres una de las referentes en el Consulado del Perú en Hartford, ¿Dime esta experiencia?

-Anteriormente nunca me quedaba en el mismo lugar por bastante tiempo, pero ahora, por haberme casado, me he quedado en Hartford, Connecticut. He conseguido bastante experiencia y desde el primer día nos hicieron sentir como en casa. Tengo miles de anécdotas.

-¿Qué le dirías a esas madres trabajadoras?

-Hay que ponerle mucho empeño para salir adelante, hacer sus cosas con tiempo. Tener dentro de nosotros una organización personal. A eso le sumas tener cariño. Con la pareja hay que llevar un balance y toda irá bien.
Adelia Santa Cruz
Identidad Latina Newspaper

Identidad Latina
Acerca del Autor