ENTREVISTA: Ramón «Jíbaro Venancio» Vega

Ramón Vega Orsini y las tradiciones de Puerto Rico

-Desde el Pico Atalaya, Rincón, Puerto Rico-

-Ramón, hay muchas tradiciones que tenemos en Puerto Rico, y me gusta venir por esta época por las diferentes actividades que hacen ustedes, ¿Cómo nace el personaje del Jíbaro Venancio?

-Venancio, mi hermano, surgió de una necesidad de expandir la cultura porque a mí se me hacía más difícil hablarles sobre la cultura. Entonces hace algunos años vi esa necesidad de crearlo. Por ejemplo las palabras de mi mamá Doña Tomasa, era lo que hacíamos en el pasado, Venancio lo explica mejor que yo. Voy a las escuelas y doy talleres, hago caballos de hoja de guineo, y una infinidad de cosas. Es necesario que la gente sepa la cultura y nuestras costumbres. Venancio y mi grupo de trabajo que se llama “El Pico de la Bandera”. “El Pico” porque esto es el Pico Atalaya. Y esto antes era conocido como “La Bandera”, entonces es muy importante dejar saber a los jóvenes lo que era antes.

-Yo me crié aquí desde chiquita, Doña Tomasa todavía estaba viva, ¿Siguen haciendo la Parranda de Tomasa?

-Años atrás eran 24 horas, ya imposible. Los músicos cobran caro, antes los músicos estaban las 24 horas y no cobraban nada. Mi mama creó una bebida “Centella” y era bien suave para las personas. Todo ha ido cambiando, nos estamos adaptando a los tiempos modernos porque tampoco se puede quedar estancado atrás. Cuando llegó el huracán, nos dejó a oscuras. Dijimos lo vamos a hacer como “enantes” (como dice Venancio). Entonces ahora, se quedó bien hacer algunas cosas con las luces apagadas. También llevamos músicos a esa gente que más sufre, enfermos en sus casas, ancianos que no les llega nada. Espero que el próximo año venga mucho más gente. Aunque se quiera enseñar las cosas del pasado, pues hay que usar la tecnología de hoy en día.

-Los niños siempre le ponen interés en estas cosas, es fascinante ver como montan el escenario para el teatro.

-Nosotros tenemos grupo de teatro jíbaro, las costumbres de lo que hacía mi mamá. Comenzamos con un taller de “güera” para crear el ambiente y no les damos ni placas ni trofeos a los niños. Lo único que damos es la satisfacción de competir. Y así luego los niños mismos siguen con los demás juegos. Durante los juegos típicos, los niños se olvidan de la tecnología y juegan de todo. Para las personas de más edad les tenemos las sillas, les tostamos café, les damos casabe y les hacemos una obra de teatro jíbaro.

-¿Viajas a otros lugares con tu arte?

-Yo voy a diferentes sitios con los tres centros culturales, nosotros les llamamos el triángulo cultural, nosotros estamos en el centro. Yo también voy a otros pueblos. No se trata de dejar la cultura aquí no más, esto es arte y tratamos de llevarla más allá también.

-Háblame del Festival que hacen todos los años.

-Nosotros hacemos un festival típico desde hace 16 años cuando empezó con 50 personas, y ahora el Festival dura dos días y vienen más de 1000 personas. El primero día es para talleres, enseñamos cómo preparamos los zancos, los gallos, etc., todas esas cosas que se hacían en el pasado. Este año lo haremos el18 y 19 de Mayo”. El segundo día hacemos los juegos típicos, carrera en sacos, hula-hula, y otros. Tostamos café, hacemos el proceso completo, lo molemos, lo tostamos, etc. También tostamos casabe, eso viene de la yuca, algo que viene de nuestros indígenas.

-¿Qué cosas típicas fabricas?

-Tenemos diferentes clases de trompo, uno de ellos es el común que le llamamos “el encabollado” al ponerle la piola”. Todo esto lo hacemos en casitas antiguas. Hay desde las cavernas hasta las modernas. Algunas de ellas son hechas con una tabla que se llama “tabletilla” y el piso también es con esa tabla. Hay otras que tienen techo de “yahua” que salen de la palma real”. Las más modernas son con tablas “Chanfle junquera” y el piso de esas son madera “machimbre” como todo es macho o hembra pues así se llama. Algunas de esas casas son estilo colonial.

-¿Qué es el Libro de la Abuela?

Tenemos “El Libro de Oro de la Abuela”, tiene más de 700 palabras y expresiones del pasado. La abuela era “Doña Tomasa”, una maestra, enfermera y psicóloga que nunca aprendió a leer ni escribir.

Nosotros aquí en Puerto Rico, además del español e inglés, tenemos el idioma jíbaro y El Libro de la Abuela es la prueba de ello.

Nota: Ramón Vega Orsini es el creador del “Jíbaro Venancio”.
Lyzbeth Ramos aka "La Nena de la Bachata"
Identidad Latina Newspaper

Identidad Latina
Acerca del Autor