ENTREVISTA: Marcela; se adapta al nuevo país

ENTREVISTA: Marcela Bravo y la adaptación al nuevo país

Marcela, ¿Cómo se compone su familia?

-Somos 10 hermanos, todos son mayores que yo. Cuando yo era pequeña, alguno de ellos ya estaban casados.

El mayor tiene 85 años.

Seis de mis hermanos son por parte de madre, los últimos cuatro somos de apellido Bravo.

Siempre nos hemos juntado, pero cada uno tiene su propia familia.

-¿Qué recuerdos de su país?

-En Perú estudiaba, estoy hablando cuando era adolescente.

Mi padre era taxista, mi madre ama de casa. Cuando mi padre se vino a los estados Unidos conoció a Felipe Obregón que eran amigos de infancia y fue por eso que nos vinimos a Connecticut.

-¿Cómo sintió la diferencia de venir a un nuevo país?

-Lo más difícil fue el nuevo idioma.

Tuvimos que aprenderlo rápido. Nos sorprendimos con la nieve porque antes nunca la habíamos visto, pero nos acostumbramos poco a poco.

Tuvimos la suerte de que mi padre tenía muchas amistades acá, muchos de ellos desafortunadamente hoy ya no están con nosotros.

-¿Qué otros recuerdos tiene de su estadía en Connecticut?

-Teníamos varias amistades que éramos como familia, nos divertíamos juntos en los veranos, íbamos a los cumpleaños de los adultos al igual que de los niños.

A mi madre la hicieron madrina de algunos niños que ahora ya están grandes.

-¿Qué le diría a los que recién llegan a este país?

-Que sean unidos. Por ejemplo, hay gente que no sabe el inglés y tiene cierta edad, hay que ayudarlos cuando necesiten ir al doctor.

Es importante que nos unamos en tiempos difíciles.

En nuestra casa la educación siempre fue muy importante. Ahora me dedico a criar a mis sobrinos.
Adelia Santa Cruz
Identidad Latina Newspaper

Identidad Latina
Acerca del Autor