ENTREVISTA al Manager de NewWay Dental

Manuel, ¿Dónde nació y hace cuánto vive en Connecticut?

-Nací en la República Dominicana. Emigré a los EEUU y me radiqué inicialmente en la ciudad de Nueva York y nos mudamos junto a mi esposa a Connecticut hace 18 años. Ya aquí, fundamos New Way Dental LLC, donde mi esposa es la dentista principal y yo soy el Manager de la empresa. Nos dedicamos a dar salud dental a todas las personas. Tenemos tres clínicas, una en West Hartford, otra en Hartford y la otra en Willimantic.

-¿Tengo entendido que usted también es médico?

-Si, soy ginecólogo con especialidad en infertilidad, pero esa profesión no la ejerzo aquí en los EEUU. En mi país estuve enseñando en la Universidad y trabajé en un Hospital en Santo Domingo. Luego me radiqué en el área de Punta Cana, ahí fui socio fundador de una clínica que aun esta activa. Ahora me dedico más a los negocios y a manejar las oficinas de la clínica dental.

-¿Cómo se conocieron con Margarita Montalvo?

-Fue en Santo Domingo, yo había salido a un Congreso de la especialidad en noviembre de 1987, fui a Guatemala; cuando regresé me inscribí en una escuela para estudiar inglés, y ella también estaba estudiando ahí. -¿Tienen hijos? -Tenemos tres hijos, la mayor que también es odontóloga, el varón, Manuel Jr. es graduado de la escuela dental en Nueva York, y la más pequeña empezó a estudiar odontología.

-¿Cómo nació “New Way Dental”?

-Siempre estuvo la idea de radicarnos en los EEUU y crear nuestra propia empresa. Cuando mi esposa estaba estudiando en New York University, donde ella obtuvo su grado de dentista, vivimos allá unos años, pero cuando los muchachos empezaron a crecer y con la preocupación de la gran ciudad y las influencias que podrían tener en su desarrollo, mi esposa me planteó la posibilidad de venir para Connecticut. Teníamos una amiga aquí, nos habló muy bien del Estado; hicimos un par de viajes, investigamos por internet, y decidimos radicarnos en West Hartford.

-¿Cómo considera el trabajo de su Clínica Dental?

-Los que estudiamos esta profesión nos dedicamos al área de la salud, pero no olvidamos que también esto es un negocio. Como parte principal debemos dar un servicio a la comunidad. Aunque mucha gente no acude muy a menudo a sus citas dentales, siempre les recomendamos la prevención porque así puede tomar las medidas necesarias antes de que uno tenga el problema. No esperar sentir el dolor para tomar decisiones más radicales.

-¿Qué porcentaje de latinos atienden?

-La clientela es muy variada, pero el porcentaje de latinos está en un 70% más o menos.

-¿Qué es lo más difícil en una empresa dental?

-Siempre los gastos operacionales en tecnología son altos, pero lo bueno de la inversión inicial en tecnología con alto costo como base, el mantenimiento puede ser menos.

-Usted junto a su esposa también hacen labor en la Iglesia Católica, ¿Cuéntenos?

-Tanto ella como yo venimos de hogares cristianos, la presencia de Dios la sentimos en lo que hacemos. Nos hemos integrado a la Iglesia de St. Lawrence de Hartford desde que llegamos, colaboramos como lectores y otras labores.

-¿Aparte de la profesión tiene alguna distracción?

-Me gusta el jazz para escuchar tranquilo, me agrada la música con un mensaje universal, cualquier música es buena, dependiendo del estado de ánimo del momento. Por supuesto que también me gusta la bachata y el merengue.
Jorge Alatrista
jorge@identidadlatina.com
Identidad Latina Newspaper

Identidad Latina
Acerca del Autor