Enorme incendio en un Restaurante de Westville

NOTICIAS DE NEW HAVEN

El conocido Bar y Restaurante Delaney, ubicado en el 822 de la Avenida Whalley quedó reducido a escombros debido a un incendio que estalló el 22 de Septiembre pasado. Autoridades municipales, representantes de organizaciones civiles y comerciantes locales se dieron cita el Domingo 28 de Septiembre en Westville para reafirmar y asegurar a los vecinos y al público que la Avenida Whalley y el distrito comercial están seguros y pueden volver a operar comercialmente de manera normal. Iniciativa para una Ciudad Vivible ha controlado el proceso de demolición.
De esta manera ha quedado disipada una cuestión que había generado preocupación anteriormente sobre la posible existencia de asbestos en la vieja madera del edificio. Esto se habría eliminado hace 10 años. El Departamento de Salud ha estado monitoreando la seguridad ambiental y ha confirmado que la calidad del aire es buena en todo el área. El Departamento de Trabajos Públicos continuará con la limpieza de las calles aledañas que quedaron afectadas, no solamente por el fuego sino también por las zanjas excavadas.
Al momento de redactar el presente informe los voceros de las empresas de servicio confirmaron el completo restablecimiento de los servicios. La provisión de gas natural se había suspendido a 43 vecinos y la electricidad a 45. Por su parte los técnicos de Southern Connecticut Gas continúan de guardia para vigilar la baja de tensión y otras cuestiones relacionadas a los servicios.
El jefe del Departamento de Bomberos de New Haven, Allyn Wright señaló que 78 bomberos y personal de soporte intervino en el apagado del incendio; además se utilizaron 300 botellas de oxígeno para combatir el humo. La cuadra de la Avenida Central, entre la calle Fountain y la Avenida Whalley permanecerá cerrada mientras se terminan las actividades de demolición. Se estima que les tomará una semana a los trabajadores limpiar, acondicionar y asegurar el lugar.
Los inquilinos de cinco unidades habitacionales superiores debieron ser evacuados. La Cruz Roja estadounidense proveyó alojamiento para 9 adultos y un niño las primeras dos noches así como raciones de comida, ropa y enseres.
Debido al incidente, se abrió una cuenta para recibir donaciones en apoyo de los desplazados de sus hogares. Estos “fondos de alivio” van a ser administrados y distribuidos por la Agencia de Acción Comunitaria de New Haven (Community Action Agency of New Haven). Quienes quieran colaborar pueden hacer donaciones a través de la página www.CAANH.NET, a través del servicio de PayPal. Para mayor información pueden llamar al 203-785-7614.

Acerca del Autor