El presidente Zapatero adelanta al 20 de noviembre las elecciones generales en España

Madrid, 29 jul (EFE).- El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy un adelanto de las elecciones generales previstas para marzo de 2012 al próximo 20 de noviembre por el "interés general" del país, en una etapa marcada por la crisis y las presiones de los mercados financieros sobre España.
En una conferencia de prensa, explicó que con su decisión, "pensada, madurada desde hace tiempo", pretende "proyectar certidumbre política y económica" de cara a los próximos meses en el difícil contexto actual.
El anuncio pone fin a semanas de especulaciones en los medios y en los círculos políticos sobre el adelanto electoral, reclamado con insistencia por el Partido Popular (PP, centroderecha) tras su arrolladora vitoria en los comicios locales del 22 de mayo.
Se produce también 24 horas después de que el último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) muestre una señal de recuperación del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con Alfredo Pérez Rubalcaba como cabeza de cartel electoral frente al PP, que sigue, no obstante, como favorito en la intención de voto de los españoles con una ventaja de 7,1 puntos.
Zapatero, de 50 años, no se presentará a un tercer mandato en noviembre y ha cedido el testigo a Rubalcaba, hasta comienzos de julio su "número dos", como vicepresidente primero del Gobierno, además de ministro del Interior y portavoz.
Este veterano socialista, de 60 años, que ya formó parte de los gobiernos de Felipe González, se medirá con Mariano Rajoy, el líder del PP.
El dirigente 'popular' se enfrentó en las dos anteriores elecciones generales (2004 y 2008) a Zapatero, que le ganó en ambas.
El anuncio del adelanto electoral se produjo en una nueva jornada de presiones de los mercados financieros sobre la deuda soberana de España y solo horas después de que la agencia de medición de riesgos Moody's colocara la deuda pública española con perspectiva negativa de rebajarla en un escalón (Aa2) por una mayor vulnerabilidad financiera del país.
La agencia cita los desafíos que plantea al Gobierno de España el entorno de crecimiento económico débil y el deslizamiento continuo de las fiscalidades de las regiones españolas, a seis de las cuales les rebajó su calificación de la deuda a largo plazo y puso en revisión a otras siete.
Además, Moody' s colocó en revisión las calificaciones de deuda de los principales bancos españoles -Santander, BBVA, CaixaBank, La Caixa y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA)- para una eventual rebaja.
Con este telón de fondo, Zapatero optó por anunciar antes de las vacaciones estivales el adelanto de las elecciones en cuatro meses para facilitar que el nuevo Gobierno pueda asumir plenamente a partir del 1 de enero el nuevo ejercicio económico.
Ello supone que se prolongarán los actuales presupuestos generales del estado y que habrá de plazo hasta el 26 de septiembre -cuando se oficializará la convocatoria de las elecciones con la disolución de las Cortes Generales (el parlamento)- para aprobar las leyes y medidas en proceso de tramitación que quedan pendientes.
En su balance de la gestión del Ejecutivo en lo que va de año, el presidente del Gobierno consideró que se han cumplido los objetivos y realizó una lectura positiva de los últimos datos económicos, como los del desempleo, difundidos hoy, que dan cuenta de un descenso en 76.500 personas en el segundo trimestre de 2011, lo que deja la cifra total en 4.833.700 parados, el 20,89 por ciento.
"Aún falta tiempo para que la recuperación alcance el ritmo que deseamos para que se vuelva a crear empleo con fuerza, pero las bases están sentadas", dijo Zapatero, que destacó también las cifras que dan cuenta de una reducción del déficit público, por lo que juzgó que "el rumbo está trazado" hacia la recuperación.
El adelanto electoral fue valorado por el líder del PP como "bueno para los intereses de todos los españoles, aunque tardío".
En una conferencia de prensa posterior a la de Zapatero, Rajoy anunció que su partido está preparado para dirigir el cambio político que en su opinión necesita España, por lo que considera que las elecciones del 20 de noviembre supondrán "el impulso necesario para salir de la grave situación actual".
Reconoció que el Ejecutivo que decidan las urnas "tendrá una tarea muy difícil, porque España tiene muchos problemas", pero se dijo dispuesto si es el vencedor a "gobernar desde el centro" sin recortes sociales y con el objetivo de alcanzar "el déficit cero" en la administración central y también en las autonómicas.
Zapatero restó importancia al hecho de que la convocatoria sea un 20 de noviembre, una fecha simbólica en España porque ese día, en 1975, murió el dictador Francisco Franco, y explicó que era la más idónea por el calendario en un mes con fines de semana largos, con "puentes" festivos, que dificultan una llamada a las urnas.

María Luisa González


Acerca del Autor

Doy gracias por la resistencia de los inmigrantes

El drama migratorio de Mariano Cardoso

Cruel eliminación del TPS por parte del gobierno de Trump

El presidente que terminó DACA ahora amenaza al “Dream Act” con drásticas medidas

Revocación de DACA: Es tiempo de presionar el Congreso

¿Mantendrá la Casa Blanca como rehenes a los Dreamers?

¿Mantendrá la Casa Blanca como rehenes a los Dreamers?

INMIGRACIÓN: un cubano se salva por ahora de la deportación

Trump respalda reducir a la mitad la inmigración legal en EE.UU

La agenda “transparente” del Presidente Trump

Clima

diciembre 12, 2017, 10:46 am
Cubierto
Cubierto
4°C
sensación térmica: 3°C
presión: 1000 mb
humedad: 82%
viento: 3 m/s N
Ráfagas: 3 m/s
UV-Index: 0
salida del sol: 7:09 am
puesta de sol: 4:20 pm