“El OGM es un enemigo silencioso y destructivo en la alimentación”

Entrevista a Gabriela Cosma, activista por la salud alimenticia de la familia y la comunidad

Un fin de semana de Primavera, nos invitaron a mi y a mi familia a comer una pizza casera en la casa de mi amiga Gabriela Cosma y su familia. Al llegar tuvimos un caluroso recibimiento, disfrutamos de la deliciosa comida, la cual nos enteramos que no solo era una pizza casera sino también “orgánica” y tal vez, una de las más saludables que hemos comido hasta el momento. Poco a poco en la conversación Gabi y su esposo nos explicaron con más detalles sobre el peligro que puede producir los alimentos “genéticamente modificados” y “transgénicos”. Me pareció tan importante el tema que me propuse hacerle una especie de entrevista a Gabi para compartir con los lectores de IDENTIDAD LATINA y así poder ayudar, de alguna manera, a que usted decida qué es lo mejor para su salud y la de sus seres queridos.
-¿Qué son organismos genéticamente modificados o transgénicos?
-Un organismo genéticamente modificado (OGM) es el producto de dos o más organismos que nunca se cruzarían naturalmente; por lo tanto, como su nombre lo dice, está modificado, alterado y/o manipulado de su forma natural para que su cultivo obtenga alguna característica deseada. En otras palabras son organismos clonados. Esto sólo se puede llevar a cabo en un laboratorio. Por ejemplo, han modificado genéticamente cabras con ADN de arañas; cerdos genéticamente alterados con ADN de ratón, naranjos con ADN de sapo, etc. Estos son cruces que nunca se llevarían a cabo en la naturaleza, y varios de estos ya se encuentran en los alimentos que uno puede pensar que son los más ‘naturales’ y saludables del mundo, como las verduras, frutas, cereales, maíz, etc. Aunque no lo creas, se encuentran también hasta en las propias vitaminas, la lista es interminable.

-¿Qué te motivó a involucrarte en la importancia de consumir alimentos que no sean genéticamente modificados?
-La nutrición de mi familia siempre fue muy importante. Me costó aceptar que la comida que yo pensaba era saludable ya había sido genéticamente modificada. Al comer unas presas de pollo asadas, con maíz o zapallitos verdes a la parrilla, lo último que uno se imagina es que está comiendo algo que se ha engendrado en un laboratorio, que es tóxico para la salud. Al enterarme que el arroz fue alterado con ADN humano para producir una proteína que nuestro cuerpo hace naturalmente; que la soja fue modificada con una bacteria para resistir ser bañada en herbicida; que el maíz ha sido cruzado con un pesticida para que siga generando una toxina que envenena reventándole el estómago a los insectos que lo muerden mientras ese maíz crece en el campo. ¡El maíz, produce insecticida! Parece ciencia ficción. No eran alimentos que yo conscientemente hubiese elegido poner en el plato de mis hijos.

-¿Cuál es la polémica con el FDA? ¿No se supone que ellos tienen que velar por la salud de las personas?
-De acuerdo a la FDA (Food & Drug Administration), en 1992 decretó que no existe base para concluir que los alimentos OGM sean significativamente distintos a otros alimentos, o para ser considerados como otra clase de alimentos. Las comidas desarrolladas por la nueva tecnología, según este decreto, no presentan mayor riesgo ni son más amenazantes a nuestra salud que los alimentos producidos por plantas tradicionales. Es importante mencionar que los OGM son productos patentados. La compañía que crea ese alimento OGM tiene derechos reservados con el fin de beneficiarse monetariamente, en cambio la naturaleza no puede ser patentada. Ni la FDA, ni el USDA (US Dept. of Agriculture) tienen un sistema para estudiar o comprobar si los alimentos OGM son buenos o malos para nuestra salud. Estas autoridades simplemente aceptan el estudio provisto por las compañías que están pidiendo la patente para el OGM y basado en ese estudio, los alimentos son aprobados y entran al supermercado. Los transgénicos deberían de estar en una categoría aparte.

-¿Cómo llegaste a la conclusión de que los OGM o alimentos transgénicos son dañinos para la salud?
-Fue un proceso lento… lo tuve que digerir, aceptar y conscientemente eliminé un 90% de OGM de nuestra dieta. Me he dado cuenta que las alergias han incrementado bastante y son más potentes que antes. Ya nos hemos acostumbrado a que es normal y que todo el mundo tiene algún tipo de alergia. De igual manera aumentó la obesidad, el cáncer, las muertes prematuras e incluso el autismo. No olvidemos que muchos de estos problemas se han empezado a ver con más frecuencia en los últimos 15 a 20 años, precisamente cuando se introdujeron los OGM a nuestra cadena alimenticia en los Estados Unidos. De alguna forma, todo está relacionado con la alimentación.

-¿En qué tipos de alimentos se encuentran los OGM y cómo puede una persona evitar consumirlos?
-Aquí en Estados Unidos el 80% de las comidas procesadas contienen OGM. La manera más fácil de evitar los OGM es consumiendo productos orgánicos. Bajo las certificaciones orgánicas no se permiten transgénicos. También hay una organización que verifica que los productos no contengan OGM y los paquetes llevan su sello: Non GMO Project Verified. La otra alternativa es educarse y saber cuáles son las frutas y vegetales que están genéticamente modificadas en tu país y no consumirlas. En EEUU son el maíz, la soja, el azúcar, el arroz, el algodón (del cual se derivan aceites utilizados en la mayoría de comidas procesadas), la papaya, los zapallitos verdes y algunos otros zapallos, la alfalfa. Hay que tener en cuenta que la lista seguirá creciendo, ya que recientemente se han aprobado naranjos, manzanas, eucaliptus, piñas, etc. para ser sembrados y saldrán al mercado brevemente.

-¿Lo mismo sucede con las carnes de animales?
-Al comer carnes, pollo o pescado que han sido alimentados con OGM, indirectamente estas ingiriendo transgénicos. Lo mismo sucede con los lácteos. Más información sobre estudios al respecto pueden ver en http://gmojudycarman.org/

-¿En comparación a otros países, qué tan adelantados o atrasados estamos con respecto a este tema de alimentos transgénicos?
-Mundialmente Estados Unidos está entre los tres principales países productores de transgénicos. Lamentablemente, estamos muy adelantados en cuanto a la producción de los OGM pero atrasados en cuanto a su regulación. Los productos no están etiquetados ni están regulados de la forma en que se hace en otros países como en toda Europa o en la China. No podemos saber si una papaya es transgénica o si es una papaya tradicional. Hace casi 20 años que se introdujeron estos productos al mercado americano y se han infiltrado en todos los alimentos que compramos en el supermercado. Los ingerimos diariamente y no tenemos la menor idea que es comida de laboratorio. La buena noticia, es que acaban de pasar la primera ley requiriendo que se etiqueten los OGM en el estado de Connecticut, para que al menos así la gente esté alertada de lo que va a ingerir. Tendremos los transgénicos etiquetados en nuestra comida a partir de Julio 1, 2016. Tal vez un año antes si se cumplen otros requisitos.

-¿Qué tan cierto es, que los alimentos orgánicos son muy costosos para las personas de bajos recursos?
-A simple vista los alimentos orgánicos pueden aparentar ser más caros pero tu cuerpo te agradecerá el cambio. Uno tiene que pensar si prefiere gastar un poquito más en alimentos o prefiere pagar más en remedios. Les recomiendo que siempre busquen las frutas y vegetales que están en temporada. No sólo son más baratos los productos que están en estación, sino que también son más frescos y sabrosos. Tampoco tienen que cambiar toda la comida inmediatamente. Vayan haciendo los cambios que puedan. Una cosa por semana o cada vez que van al supermercado traten de cambiar algún otro producto. Es muy importante leer las etiquetas y tratar de mantenerse informados, ya que somos responsables por alimentar a nuestros hijos. Todos los expertos dicen que muchos de los problemas de salud que existen en nuestra sociedad están directamente vinculados con la alimentación. Son muy pocos los expertos que al hablar de alimentación hablan sobre los transgénicos. Es el tema tabú.

Nota.- Para los que quieran más información pueden ingresar a www.labelgmos.com

Angela Estrada

Avatar
Acerca del Autor