El Estado de la Salud Latina

Pacientes somos todos cuando estamos enfermos y pacientes tenemos que serlos también cuando nos enfrentamos al sistema de salud. Una investigación reciente publicada por el Commonwealth Fund, comprueba que los grupos minoritarios tienen el peor acceso al cuidado de salud. A pesar de que el sistema de salud de este país es uno de los más costosos del mundo, los resultados no son iguales para todos los ciudadanos. He aquí los datos más significativos a nivel nacional y estatal.


Datos Demográficos:

Los latinos representan el 14% de la población de este país y el 11% de la población de Connecticut. En cuanto a nivel de pobreza, el 30% de los latinos a nivel nacional viven bajo el nivel de pobreza y el 36% de los latinos de Connecticut están en esta categoría.

La población latina a nivel nacional es más joven, la edad media es de 26 años. En Connecticut también ocurre algo similar, ya que el 59% de los latinos tienen entre 20 a 64 años. La edad media de los latinos en Connecticut es de 31 años.


La Salud de los Latinos

A nivel nacional los latinos tienen 3.5 más probabilidad de tener SIDA que la población blanca. En Connecticut el 25% de los pacientes con SIDA son latinos. También tienen una incidencia mayor que el resto de la población de cáncer producido por infecciones, tales como cáncer estomacal, del hígado y cervical. El 21% de los adultos hispanos son obesos y el 28% están en sobrepeso. Las mujeres latinas reportan menor participación en pruebas de salud como la mamografía. En Connecticut, las mujeres latinas tienen menos acceso al cuidado pre-natal.

Los latinos tienen menos acceso a servicios de salud. Recurren con más frecuencia a los centros de salud para atenderse. Un 57% de los hispanos reportan no tener un doctor primario. El 54% indica que no siempre buscan ayuda médica cuando la necesitan. A nivel nacional el 35% de los latinos no tienen seguro médico. Esta situación es casi similar para Connecticut en donde el 31% de los latinos carecen de seguro médico.

Los pacientes latinos reportan mayor dificultad en comunicarse con los médicos. Muchos indican que no creen que el médico los escuche. Por lo general, los hispanos tienden a salir de la oficina del doctor sin haber preguntado todo lo que deseaban. Los pacientes latinos tienen mayor probabilidad de morir por complicaciones de hospitalización en comparación con otros pacientes.

Los pacientes hispanos por lo general tienen que esperar más para ver a un doctor que los pacientes blancos. Esta situación también se refleja en pacientes que padecen de depresión. Estos pacientes tienen menos probabilidad de recibir tratamiento por su condición. Los niños latinos también tienen menos probabilidad de recibir atención médica en caso de tener un padecimiento mental.


Intervenciones y Soluciones:

En el 2004 se estima que Connecticut gastó $22 billones de dólares en el área de la salud. Esta cantidad representa un costo de $6,344 por persona. Se anticipa que estos costos seguirán aumentado a no ser que se cambie el enfoque de salud para dar mayor énfasis a la prevención y a las estrategias que se han comprobado que tienen resultados. Algunas de estas intervenciones son las siguientes: -Proveer acceso a servicios de salud asegurando que estos servicios son de calidad.

-Tener un doctor fijo, ya que por lo general habrá más seguimiento y también prevención.

-Ofrecer cobertura de seguro a todos de manera que el paciente pueda buscar las mejores alternativas para atender su salud.

-Promover modelos de salud efectivos como por ejemplo los hospitales para veteranos.

-Adiestramiento multicultural para las personas que trabajan en servicios de salud de manera que puedan entender a pacientes de otras culturas y otros idiomas.

-Ofrecer programas de prevención que ayuden a evitar enfermedades. Por ejemplo, evitar en las escuelas que los niños y jóvenes tengan acceso a comidas grasosas y con exceso de azúcar. Esto ayudará a controlar la gordura, el colesterol y la diabetes.

-Establecer un sistema de expedientes médicos electrónicos que puedan ser accesible a donde quiera que se encuentre el paciente. Esto permitirá que cualquier médico que atienda a la persona tenga suficiente información para hacer un mejor diagnóstico.


Las diferencias en los resultados de salud de acuerdo a los distintos grupos poblacionales son inaceptables. Ser Latinos no debe ser una condición que perjudique a un paciente. Cada uno de nosotros tiene derecho al mejor tratamiento.

Acerca del Autor