El Cuerpo Humano como tema en el Teatro

Dos obras se presentan en dos salas teatrales de Connecticut y ambas tienen que ver con el cuerpo humano. En una, el aspecto físico, sano o enfermo; y, en la otra, el aspecto psicológico o emocional.



“Let Me Down Easy”

La afamada dramaturga y actriz Anna Deavere Smith, conocida por sus actuaciones en películas y en la serie de Televisión The West Wing, fue comisionada para crear una obra basada en entrevistas con profesionales de la medicina en la universidad de Yale, durante su estancia como profesora invitada en esa universidad. Después de presentar las entrevistas que había hecho ante un público de médicos y estudiantes de medicina, Smith sintió la necesidad de continuar explorando diversos aspectos del cuerpo humano. Esto la llevó a entrevistar a un gran número de personas en diversas profesiones y países, entre ellos atletas, bailarines, personas enfermas con cáncer o SIDA, activistas de derechos humanos, una directora de un orfanato y otras mas. El resultado de este esfuerzo de Deavere Smith, es un tapiz verbal con el título “Let Me Down Easy”. que se está presentando en Long Wharf theater, en New Haven.

Desde hace mucho tiempo he admirado el trabajo de Smith, sobre todo sus obras anteriores Twilight: Los Angeles, la que recibió numerosos premios cuando fue presentada en Broadway, y Fires in the Mirror, en la que examina los conflictos raciales que ocurrieron en Crown Heights, Brooklyn en el 1991. En estas dos obras, interpretadas por Smith, ella se convierte en cada uno de los personajes, una metamorfosis en la cual la audiencia nunca se acuerda que detrás de la ropa que se pone para cambiar de un personaje a otro, o de los gestos que cada uno tiene, existe una artista que los interpreta. Ella es capaz de hipnotizar al público, en un estilo único, en un escenario casi vacío, ella es como un imán.

Si en sus obras anteriores ella logra unidad temática, desafortunadamente, eso no ocurre con “Let Me Down Easy”. La obra está divida en dos actos. En el primero, Smith recuenta el diálogo, parte de sus entrevistas con trece personas entre las que están el campeón ciclista Lance Armstrong, la coreógrafa Elizabeth Streb, la dramaturga Eve Ensler, el filósofo Michael Sandel y el campeón de boxeo Michael Bentt. Este primer acto pareciera estar dedicado al cuerpo “sano” a las personas capaces de extender sus limitaciones físicas para lograr metas que muy pocos pueden alcanzar.

En el segundo acto, que consta de dieciocho escenas, Smith se vuelve mucho más política, introduciendo temas por ejemplo, de la masacre de Rwanda, los horrores de un Hospital en New Orleáns después de la tormenta Katrina, y las angustias de un orfanato en Africa del Sur. Sobre todo, recordándonos de lo “inhumano” que somos capaces de ser ante el sufrimiento colectivo de otros.

El problema con la manera como Smith ha estructurado esta obra es que las dos secciones no logran unirse ni abrazarse. No se complementan por completo. En contraste con las obras anteriormente mencionadas, en ésta Smith siempre es Smith, aunque trate de mover su cuerpo de forma diferente para habitar a cada uno de los personajes, o hablar con el acento de Trudy Howell de Sur Africa, o Herriette Mutigwarba en Rwanda.

Smith contó con la asistencia de las dramaturgas Dorinne Kondo y Alisa Solomon, en la realización del libreto. El equipo técnico que trabajó con Smith en este proyecto ha logrado sintetizar la esencia de lo que ella buscaba crear. David Lander, separa el escenario con un diseño de iluminación muy imaginativo, que hace resaltar la escenografía de David Rockwell, mientras que Jan Hartley, proyecta imágenes que nos llevan a los lugares de los que habla Smith, dándole mucho mas impacto a sus palabras. El sonido de David Budries ayuda a las transiciones de una escena a otra. Aun con estas fallas, la obra Let Me Down Easy, vale la pena verla ya que como ha dicho su autora a ella le fascinó lo frágil y lo resistente que es el cuerpo humano, algo en lo que no pensamos a no ser que nos veamos obligados a hacerlo. Una de las escenas mas humorísticas ocurre cuando Smith entrevista a la muy querida ex-gobernadora de Texas Ann Richards, cuando estaba enferma de cáncer. Richards, quien sucumbió a la enfermedad, nos recuerda que no debemos malgastar el tiempo.

La obra fue dirigida por Stephen Wadsworth y se presentará hasta el 3 de Febrero. Long Wharf está ubicado en el 222 Sargent Drive, New Haven, para mayor información llamen al (203) 787-4284 o visiten www.longwharf.org



“Zerline’s Tale”

Mientras son numerosos los personajes que habitan el escenario de Long Wharf, y buscan entender la relación entre la enfermedad y la fuerza o el desgaste corporal, en Hartford Stage, la obra “Zerline’s Tale” incluye solo a dos personajes, uno de los cuales busca comprender su pasado reviviéndolo con memorias sensuales y sexuales.

La obra “Zerline’s Tale” está basada en la novela de Hermann Broch, escritor nacido en Viena, quien fue puesto en un campo de concentración durante el régimen Nazi en Europa y murió en New Haven en el 1951. Adaptada para el teatro por Jeremy Sams, nunca antes había sido presentada en Inglés.

La actriz Elizabeth Ashley, conocida por numerosos papeles en el teatro, cine y televisión, tiene el papel principal de Zerline, una sirvienta entrada en años, en Alemania en el 1923. Ella lleva veintisiete años trabajando en una casa de unos aristócratas, los que se han quedado sin dinero y se ven en la necesidad de alquilar cuartos en lo que fuera una hermosa mansión. En la casa viven la Baronesa que es viuda y su hija la que Zerline cree es ilegítima y las que nunca se ven.

La obra -que es casi un monólogo- consiste básicamente en Zerline, contándole su vida y pasiones de su juventud, particularmente su amor por Herr von Juna, amante de la Baronesa, a un joven quien acaba de alquilar una de las habitaciones.

Bajo la dirección de Michael Wilson, director artístico de esta compañía de teatro, es una obra en la que los movimientos de los actores se ven casi forzados, a pesar de que Wilson utiliza cada rincón del escenario, compensando por lo estático del diálogo. La escenografía de Alexander Dodge, parece haber sido creada con muy poca imaginación, y nos presenta un cuarto con un armario, sofá (que sirve de cama) y una ventana por la que podemos ver la nieve. Hay dos momentos en el que la obra nos presenta la magia que debe existir en el teatro: cuando Zerline cuenta de su entrada a una cabaña en el bosque y las paredes se llenan de imágenes de árboles moviéndose al ritmo de un coche arrastrado por caballos, el otro momento es cuando a los lados del escenario aparecen en las paredes cabezas de venados, trofeos de la caza de von Juna, el misterioso amante que aun, a pesar de haber pasado tanto tiempo, sigue estimulando la imaginación de Zerline.

La actriz Ashley, trata de darle vida a este personaje que tiene que haber sido sumamente hermosa y sensual cuando joven, ya que muchos hombres la deseaban. Para dar una idea del tipo de actriz que requiere este papel basta decir que la famosa actriz Francesa Jeanne Moreau hizo este papel en el teatro en Francés. Zerline, ahora vieja y gorda, trata de revivir sus aventuras amorosas al contarselas y darle información (mas bien chismes) sobre la familia donde trabaja desde su juventud, al joven inquilino. El pobre hombre estaba a punto de dormir su siesta cuando fue interrumpido por la entrada de Zerline con el pretexto de que necesitaba arreglar el cuarto.

A pesar de tener varios créditos teatrales, en el cine y television, el actor Jon David Casey es uno de los peores actores que he visto en el escenario de Hartford Stage en todos los años que llevo de asistir a obras allí. Afortunadamente tiene pocas líneas de diálogo. Pudieran haberse ahorrado dinero y puesto un maniquí al que Zerline le dirige el diálogo y el resultado hubiera sido casi igual.

Saliendo del teatro alguien dijo que lo mejor que tenía la obra es que solo duraba una hora. Estoy de acuerdo.

La obra se presenta hasta el 10 de Febrero en Hartford Stage, hay boletos con premios especiales para muchas de sus producciones. Para mayor información llamen al (860) 527-5151, o visiten www.hartfordstage.org

La próxima obra a presentarse será “The Bluest Eye”, basada en la historia de la novelista Toni Morrison, ganadora del premio Nobel de literatura. Durante las vacaciones escolares de invierno del 18 al 22 de Febrero, Hartford Stage presentará talleres de teatros para estudiantes. Para información sobre este programa pueden llamar al (860) 520-7206.

Avatar
Acerca del Autor