El anuncio de Morales de que aspira a un tercer mandato desata la polémica en Bolivia

La Paz, 22 sep (EFE).- El anuncio del presidente boliviano, Evo Morales, de que aspira a un tercer mandato para el periodo de 2015 a 2020, desató una polémica política y jurídica entre partidarios y detractores que alegan que la Constitución vigente lo prohíbe expresamente.
El senador de oposición Bernard Gutiérrez dijo que "queda claro" que hay un "un afán totalitario" de Morales, y le advirtió que si quiere "lanzarse a una reelección en 2015 va a necesitar una reforma a la Constitución".
Gutiérrez declaró a Efe que el deseo de Morales de ser reelegido es constitucionalmente "inviable", y le sugirió "que primero gobierne bien" y resuelva los problemas del país.
La Carta Magna promulgada por Morales en 2009 establece que el presidente puede ser reelegido "por una sola vez de manera continua".
Además, una disposición transitoria agrega que "los mandatos anteriores a la vigencia de esta Constitución serán tomados en cuenta a los efectos del cómputo de los nuevos períodos de funciones".
Pero Morales, que asumió la Presidencia por primera vez en 2006 y comenzó su segundo periodo a principios de este año, alega que su primer mandato no cuenta porque aún no estaba en vigor la nueva Carta Magna.
El mandatario declaró el lunes en Nueva York a la cadena estadounidense CNN que la Constitución "dice textualmente que se acepta una sola elección y una sola reelección", pero que la actual "es la primera gestión" desde que está en vigor la nueva Carta Magna.
La diputada centrista Elizabeth Reyes consideró engañoso decir que es la primera gestión de Morales, y comentó a Efe que con la segunda reelección busca el "poder absoluto".
El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, insistió hoy en rueda de prensa en que el anterior mandato de Morales y suyo no cuenta, porque no lo concluyeron.
"El presidente Evo y el vicepresidente no cumplieron su mandato. Solamente estuvimos cuatro años (...) La disposición transitoria habla de un mandato y el presidente Evo no cumplió el mandato por presión de las fuerzas opositoras. Por lo tanto, esa disposición transitoria no se ejecuta en el caso del presidente", dijo Linera.
El ministro de Autonomías, Carlos Romero, recordó que Morales fue elegido presidente a fines de 2005 para un periodo de cinco años, pero lo acortó en uno para aplicar la nueva Constitución, y que ya con ésta ganó las elecciones de 2009 y comenzó el actual mandato en 2010.
"El período constitucional de cinco años recién se está implementando ahora, porque la anterior gestión fue interrumpida para dar paso a la aprobación de la Constitución. Se adelantó la elección de presidente, sin concluir los cinco años de gestión", a juicio de Romero.
El líder de los senadores oficialistas, Isaac Ávalos, afirmó que el presidente Morales merece una reelección por su trabajo en favor del país, y que si es preciso modificar el texto constitucional, lo harán.
"En cuatro años podemos modificar la Constitución; está en nuestras manos", manifestó.
Para la analista Jimena Costa, Morales está replicando "el modelo venezolano" al apelar al hecho de que hay nueva Constitución para computar el segundo mandato como primero, y agregó que planea controlar con "mecanismos institucionales un poco forzados todas las instancias que garantizan la reelección".
Costa declaró a Efe que es "un plan muy bien organizado", aunque puso en duda su éxito porque "una temprana electoralización del proceso puede tener un alto costo político, y el desgaste de este segundo mandato se está acelerando".

Acerca del Autor