EEUU: Trump proclama su nuevo veto a refugiados y ciudadanos de seis países musulmanes

Washington, 7 mar (EFE).- El presidente de EE.UU., Donald Trump, proclamó ayer su nuevo decreto migratorio que prohíbe la entrada de refugiados al país y detiene la emisión de visados para los ciudadanos de Irán, Somalia, Yemen, Libia, Siria y Sudán, todos ellos países de mayoría musulmana.
Trump también eliminó de su nueva orden ejecutiva toda alusión a las minorías religiosas cristianas, grupo que había tratado de proteger en su anterior decreto, emitido el pasado 27 de enero y bloqueado por la Justicia.
Con esa eliminación, el Gobierno de EE.UU. trata de anular la idea de que su veto se dirige contra los musulmanes y atenta contra la libertad religiosa protegida en la primera Enmienda de la Constitución, una cláusula que algunos grupos habían usado para demandar al Ejecutivo por discriminación.
"La orden ejecutiva firmada por el presidente para proteger al país de la entrada de terroristas extranjeros es una medida vital para fortalecer nuestra seguridad nacional", dijo el secretario de Estado, Rex Tillerson, en una rueda de prensa junto a los titulares de Justicia, Jeff Sessions, y Seguridad Nacional, John Kelly.
A diferencia de lo que ocurrió con la orden anterior, en esta ocasión, Trump no apareció firmando el decreto en el Despacho Oval de la Casa Blanca, acompañado por su equipo y frente a las cámaras.
El mayor cambio incluido en la nueva orden ejecutiva se refiere a Irak, cuyos nacionales vieron cómo se les prohibía la entrada a Estados Unidos con el anterior decreto del 27 de enero.
En esta ocasión, Trump ha decidido permitir la entrada de los iraquíes porque su Gobierno se ha comprometido a implementar medidas adicionales de seguridad y ejecutar en el "tiempo oportuno" las repatriaciones de sus nacionales con órdenes de expulsión en EE.UU., según dijeron altos funcionarios en una llamada con periodistas.
En su comparecencia ante la prensa, Tillerson elogió al primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, y resaltó que Irak es "un aliado importante" en la lucha contra el Estado Islámico (EI).
A pesar de que el Gobierno ha sacado a Irak de su lista, ha detenido durante 90 días la emisión de visados a los ciudadanos de seis países de mayoría musulmana (Irán, Somalia, Yemen, Libia, Siria y Sudán), que ya aparecían en el anterior decreto.
No obstante, la nueva orden incluye tres excepciones que no estaban recogidas en la anterior versión y, entre las que destaca, el permiso de entrar a EE.UU. para los nacionales de los seis países musulmanes que tienen la tarjeta de residente permanente ("green card"), que permite a los extranjeros trabajar y acceder a la ciudadanía estadounidense.
Además, podrán entrar en EE.UU. aquellos que ya hayan conseguido asilo y las personas con doble nacionalidad que usen un pasaporte de otro país diferente al de las seis naciones con restricciones.
En esta ocasión, el Gobierno también dejó claro que podrán ingresar en Estados Unidos los ciudadanos de las seis naciones musulmanas que tuvieran un visado válido antes de las 17.00 hora local (22.00 GMT) del 27 de enero, la fecha en la que se emitió la primera orden ejecutiva.
Sobre las personas que piden asilo, el Ejecutivo estableció una prohibición de entrada al país durante 120 días para los refugiados de todo el mundo, aunque determinó que se podrá otorgar un permiso de entrada a algunos refugiados "cuando esté en el interés nacional de EE.UU.", según el decreto.
El mayor cambio es que, en la nueva orden, el Gobierno no menciona de manera específica a los ciudadanos sirios y los incluye con el resto de refugiados del mundo, de forma que tendrán prohibido su ingreso a EE.UU. por 120 días y no de manera indefinida, como establecía el anterior decreto.
Para justificar la necesidad de proteger a EE.UU. de algunos refugiados, el Gobierno anunció hoy que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) está investigando a más de 300 refugiados en Estados Unidos por posibles actividades terroristas.
El Gobierno no dio detalles sobre las nacionalidades de los refugiados investigados, aunque la orden ejecutiva cita varios ejemplos de refugiados condenados por terrorismo, como un somalí que llegó de niño a EE.UU., adquirió la ciudadanía estadounidense y trató de detonar una bomba en una ceremonia navideña en Portland (Oregón).
En la orden, se establece que EE.UU. admitirá a un máximo de 50.000 refugiados en el año fiscal 2017 (del 1 de octubre de 2016 al 30 de septiembre de 2017), un límite idéntico al contenido en la primera versión del veto y que supone un importante descenso con respecto a la meta de 110.000 refugiados del expresidente Barack Obama.
Por último, en su nuevo veto, Trump establece que su Gobierno deberá de entregarle en 20 días un informe que evalúe cómo cada país del mundo proporciona información a EE.UU. sobre sus ciudadanos.
Con base en ese informe, el Ejecutivo podrá prohibir la entrada a ciudadanos de más naciones -además de las seis incluidas actualmente en el veto- en caso de considerar que esos países no proporcionan suficientes garantías de seguridad sobre los individuos que tratan de viajar a Estados Unidos.
Identidad Latina
news@identidadlatina.com
EFE

Identidad Latina
Acerca del Autor

La agenda “transparente” del Presidente Trump

Kris Kobach, anti-inmigrante y todavía con poder en los EEUU

INMIGRACIÓN: Ley de Confianza de Illinois, modelo para política pro inmigrante en EEUU

El ‘delito’ de hablar Español en un país de inmigrantes

Tribunal de EE.UU. mantiene bloqueo al veto migratorio

La SB4 es inconcebible, antiestadounidense y, lo más probable, anticonstitucional.

INMIGRACIÓN: La SB4 es inconcebible, antiestadounidense y, lo más probable, anticonstitucional

INMIGRACIÓN: Fiscal Nacional dice no deportarán jóvenes indocumentados

INMIGRACIÓN: Detenciones por ICE y sus costos

Padres e hijos separados por estatus migratorio

Clima

Julio 20, 2017, 10:36 pm
Parcialmente Nuboso
Parcialmente Nuboso
26°C
sensación térmica: 30°C
presión: 1010 mb
humedad: 71%
viento: 0 m/s N
Ráfagas: 0 m/s
UV-Index: 0
salida del sol: 5:34 am
puesta de sol: 8:21 pm