EEUU: Los niños migrantes dan detalles sobre las malas condiciones de detención

Por las noches, la adolescente hondureña y su pequeño hijo se envuelven en una delgada manta antes de acostarse en una colchoneta.

Las luces son intensas, como también lo es el llanto de los niños.

Hay tanta gente dentro del área enrejada que no hay espacio para que su bebé ande a gatas.

Leer nota competa en fuente

Imagen
Primera Hora

Identidad Latina
Acerca del Autor