EEUU: Aseguran solucionar conflicto palestino israelí


Pompeo asegura que solucionar el conflicto palestino israelí es una prioridad para EEUU


Ammán (EFE).- El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, concluyó hoy su gira por Oriente Medio en Jordania, donde aseguró que la solución al conflicto entre Israel y Palestina es una prioridad para el Gobierno del presidente Donald Trump.

Pompeo dijo, en rueda de prensa, que Washington está "abierto" a la solución de los dos Estados "si las partes están de acuerdo".

"Cuando el presidente Trump anunció que EEUU reconoce Jerusalén como capital de Israel, también anunció que no estaba tomando una posición sobre las fronteras y que está abierto a la solución de dos Estados si las partes están de acuerdo", dijo Pompeo junto a su homólogo jordano, Ayman Safadi.

El nuevo jefe de la diplomacia estadounidense agregó que el asunto de las fronteras de Jerusalén "está sujeto a negociaciones" entre palestinos e israelíes, a la vez que urgió a los primeros a "regresar al diálogo", algo "importante para la estabilidad".

A pesar de su respaldo a la solución política al conflicto, Pompeo expresó su apoyo incondicional a Israel en la represión violenta a las manifestaciones de las últimas semanas cerca de la frontera son la Franja de Gaza.

"En relación a Gaza, creemos que los israelíes tienen derecho de defenderse y lo apoyamos totalmente", afirmó el secretario de Estado, que este domingo visitó Israel antes de viajar Jordania.

Desde que el pasado 30 de marzo se iniciaron las protestas en la frontera con Gaza, bajo la denominación de la Gran Marcha del Retorno, han muerto por fuego israelí 47 palestinos, la mayoría en manifestaciones y otros en incidentes violentos en la divisoria, y más de 5.000 han resultado heridos.

Al margen de la cuestión palestina, Pompeo también abordó en las conversaciones con Safadi la situación en Siria y las reticencias de Estados Unidos al acuerdo nuclear con Irán, un tema que centró las conversaciones que mantuvo en los últimos días con los mandatarios de Israel y Arabia Saudí.

En el caso de Siria, Pompeo manifestó su apoyo a una solución política, negociada en el ámbito de las rondas de Ginebra organizadas por la ONU.

Asimismo, expresó su compromiso con el mantenimiento del alto el fuego en el suroeste del país, en la provincia de Deraa, fronteriza con Jordania, un tema espinoso para Ammán con cuya seguridad -aseguró- Washington está totalmente comprometido.

La zona del cese de hostilidades en Deraa fue establecida en julio del año pasado como resultado de negociaciones entre EEUU, Rusia y Jordania.

Desde entonces prácticamente no se han registrado hostilidades, pero las autoridades de Ammán están preocupadas porque temen que esa región meridional sea el próximo destino de una ofensiva de las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad.

Una ofensiva gubernamental en esa zona podría desencadenar una nueva oleada de refugiados hacia Jordania y también podría facilitar la entrada de terroristas en su territorio.

Antes de regresar a su país, Pompeo, que se estrena en su cargo con esta gira, tenía previsto mantener una reunión con el rey de Jordania, Abdalá II.

En las dos primeras escalas de su gira, Arabia Saudí e Israel, el secretario de Estado conversó con sus aliados de los planes del presidente Trump acerca del acuerdo nuclear con Irán.

Tanto en Jerusalén como en Riad, Pompeo amenazó claramente con la posibilidad de que EEUU abandone el pacto internacional con Teherán si no se modifica.

Trump planea anunciar si se mantiene dentro del acuerdo antes del 12 de mayo, fecha en la que tiene que informar al Congreso estadounidense sobre el grado de cumplimiento del pacto nuclear que Irán suscribió con Reino Unido, Francia, China, Rusia y Alemania, además de EEUU.

Identidad Latina
EFE

Identidad Latina
Acerca del Autor