EE.UU. urge a los extranjeros varados por la nube de cenizas a contactar a Inmigración

Washington, 18 abr (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos instó hoy a los extranjeros varados en este país por la nube de ceniza volcánica procedente de Islandia que contacten a las autoridades para evitar problemas con sus documentos migratorios o la posibilidad de la deportación.
La Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por su sigla en inglés) dijo hoy en un comunicado que los viajeros afectados por el cierre de aeropuertos en Europa deben contactar de inmediato a las autoridades estadounidenses antes de que venzan sus documentos de estancia legal en Estados Unidos.
Según la USCIS, si el viajero en cuestión procede de un país exento de visas -como lo son la mayoría de los países de la Unión Europea, por ejemplo- y está varado en un aeropuerto sin posibilidades de viajar, tiene que contactar a la USCIS o a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés).
"Ambas agencias han dado instrucciones a sus empleados sobre las medidas legales en vigor bajo el programa de exención de visas para circunstancias como ésta", dijo USCIS.
Si el pasajero entró a Estados Unidos con una visa temporal, tiene que contactar a USCIS y solicitar una extensión de la visa antes de su vencimiento.
"Si permanece en Estados Unidos más allá de lo autorizado, se podría prohibir su regreso a este país o podría ser deportado de Estados Unidos", advirtió USCIS en la nota.
Aunque normalmente las autoridades requieren que el viajero solicite una extensión de su visa 45 días antes de su vencimiento, en esta ocasión se harán exenciones debido al caos generado por la cancelación de vuelos y demoras en los aeropuertos.
Desde hace cuatro días la erupción del volcán islandés Eyjafjallajökull, al sur de Islandia, afecta a los aeropuertos de los países europeos y ha provocado la cancelación de miles de vuelos.
Según las autoridades europeas, se prevé una mejoría en la evolución de la nube de ceniza volcánica procedente de Islandia y que puedan operar aproximadamente la mitad de los vuelos previstos en Europa, mientras se trabaja para la apertura gradual de todo el espacio aéreo en la zona.

Acerca del Autor