Edwin Vargas: “Estoy preparado para batirme en el Senado”

Edwin Vargas Jr. postulará para ser el candidato demócrata al Senado de CT

Edwin Vargas Robles (59) nació en Brooklin, Nueva York y es de padres puertorriqueños. Casado con Sylvia Carrasquillo, educadora como él. Tienen dos hijos: Edwin III y Daniel y 4 nietos. Residente por mas de 35 años en Hartford. Recientemente jubilado del Magisterio, ha sido presidente de la Unión de Maestros de Hartford y ha participado de muchas campañas políticas. Tiene una larga y apasionada trayectoria dentro de la comunidad. El próximo 12 de Agosto enfrentará en primarias al actual Senador del Distrito 1, John Fonfara, y está convencido que está preparado y este es su momento. De ganar, irá como el candidato demócrata en Noviembre, con grandes posibilidades de convertirse e

n el primer Senador Estatal de origen hispano en Connecticut. IDENTIDAD LATINA lo entrevistó en días pasados.


-¿Cuéntenos algo de su historia personal?

-Nací en Brooklin, Nueva York y mis padres son de Puerto Rico. Cuando ellos decidieron regresar a la isla yo tenía 12 años, me gradué de la escuela superior y de la Universidad de Puerto Rico en educación. Viví 10 años en la isla. En esa época participé de una campaña de alfabetización como voluntario en centroamérica, mi español mejoró por esa situación. Al regresar, María Sánchez, una líder de la comunidad me reclutó para ser maestro en Hartford. Ahí conocí a la que hoy es mi esposa, Sylvia Carasquillo, empezamos juntos en el ‘72 y nos jubilamos en el ‘97. En ese grupo estaban Calixto Torres, Edna Negrón, Glaisma Pérez, y otros.

-¿Qué recuerdos le ha dejado la extensa etapa en la educación?

-Trabajé en varias escuelas de Hartford y los últimos años en la escuela para Adultos. Fui maestro de inglés intermedio y avanzado para inmigrantes. En la parte gremial fui tesorero, vicepresidente y por fin presidente de la Unión de Maestros de Hartford y vicepresidente de la Unión a nivel estatal. Siempre estuve en las campañas de maestros, he organizado a los maestros de Texas, de Alburquerque, Nueva México y Tampa Florida

-En cuanto a la política, ¿cuál ha sido su experiencia?

-En el ‘74 cuando María Sánchez se postuló para la Junta de Educación, trabajé en su campaña. Luego ella fue la primera latina en ocupar esa posición. Posteriormente fuí parte de un esfuerzo contra una maquinaria vieja controlada por los italianos e irlandeses en la ciudad, por medio de una coalición afroamaericana y latina. Fui candidato a la asamblea municipal en aquel entonces. En el ‘80 se establecieron las bases para que el ‘89 se ganara la Asamblea Municipal y la alcaldía. En esa plancha teníamos a Yolanda Castillo y Fernando Cumulada. Ahí ganó también Eugenio Caro. Fuí un tiempo presidente del partido demócrata del municipio.

-¿Qué políticos lo están apoyando en este momento?

-El primer alcalde afroamericano que ganó en el ’80, Thirman Milner, el presidente de la Asamblea Municipal, Calixto Torres, los asambleistas R.J. Winch, Pedro Segarra y otros líderes de la comunidad.

-Es posible que el alcalde Eddie Pérez tenga una amistad con el Senador Fonfara y eso condiciona el apoyo a usted?

-Yo fui coordinador de la campaña de Eddie hace 4 años. El no tiene ninguna amistad con Fonfara, no hay ninguna alianza política, recordemos que Fonfara apoyó a Art Feltman contra Eddie. Lo que si es real que el alcalde tiene que cuidar el presupesto municipal, el cual en gran medida depende del dinero del Estado. Sucede entonces, que muchos de los líderes me apoyan individualmente, como en los sindicatos y como organización son mas reservados. SAMA es otro caso, ellos han recibido fondos del Estado para mejoras en la calle Park y otros, entonces los directivos y socios se encuentran entre la espada y la pared cuando deciden apoyarme.

-¿Se equivocó cuando apoyó a Frank De Jesús en contra de Minnie Gonzalez?

-Fue una decisión colectiva, porque las personas que participamos de la coalición a favor del alcalde vieron a Minnie Gonzalez como una persona que estaba buscando dividir el voto latino, no se si esa era la intención final de ella.

-¿Cómo está la relación con Minnie ahora?

-No tengo ningún problema con ella, le hablé y le dije que las peleas del pasado están en el pasado y hay que mirar el futuro. Si ella ve como algo positivo el ayudarme, adelante y sino, quedarse neutral, como muchos líderes lo harán.

-¿Si llega a ganar una silla en el Senado qué comités le gustaría integrar?

-Bueno, me interesa la salud pública, la cuestión del trabajo, de educación, por supuesto. Los senadores tienen una ventaja como son solo 36, hay posibilidad de ocupar varios comités

-¿Cómo ve el tema de la seguridad en la ciudad?

-Yo miro la seguridad desde otro ángulo, creo que nuestras escuelas debieran estar abiertas hasta las 8 de la noche, con oficinas y gimnasios abiertos, con programas para que los jóvenes no estén en las calles. La cuestión policiaca para resolver los problemas de la ciudad no me parece la mas correcta. Tenemos que invertir mas en educación.

-¿Qué opina de la labor del Superintendente de las Escuelas de Hartford?

-El Superintendente Adamowski ha elaborado una serie de iniciativas para mejorar la educación escolar de Hartford que no se sabe todavía, si darán resultado, lo que no me agrada es la manera cómo lo está haciendo, yo creo que en este siglo el liderato debe ser colectivo, que se base en coaliciones, en tratar de envolver a toda la comunidad, a los padres, a los maestros. Veo muy centralizadas sus decisiones, muy vertical.

-¿Desde el Senado cómo puede ayudar a la educación?

-Una vez que uno toma cierto control sobre los fondos escolares, ya estamos en una situación en las que se tiene que negociar. Es una cosa interesante, yo no sería un senador mas, si entro sería uno de los que estaría moviendo la agenda ahí, porque ya no soy un muchacho joven que está entrando ahí para aprender, se bastante cómo se mueven los presupuestos y se negociar en la política.

-¿Cómo ve al actual Senador John Fonfara como su rival en las primarias?

-Fonfara es presidente de una compañía que vende rótulos, la preocupacion de él es venderle rótulos a los municipios; ya algunos periodistas anglos lo han criticado por mezclar mucho sus funciones.

-¿Qué opina del veto de la gobernadora a la iniciativa del Rep. Reinoso sobre igualar los costos de educación universitaria para los inmigrantes indocumenatdos?

-La gobernadora está siguiendo la linea republicana de tratar de ponerle presión a los inmigrantes indocumentados, desafortunadamente se desquitan con la juventud con el asunto del estatus de los padres que los trajeron aquí, ellos no tienen nada que ver con la decisión de los padres y ahora por qué castigarlos si se quieren superar.

-¿Por qué eligió apoyar a Barack Obama?

-Originalmente yo me inclinaba por Edwards porque tiene un mensaje muy bueno hacia la clase trabajadora, pero cuando quedó entre Hillary y Obama, me decidí por Obama porque a través de mi experiencia personal me di cuenta que, el verdadero cambio en esta nación se dará si entra alguien que no sea de ascendencia europea.

-¿Quién le gustaría como Vicepresidente de Obama?

-Me gustaría Al Gore porque hay un sentimiento en la nación de que le robaron la elección del 2000, y que Hillary Clinton sea la Secretaria de Estado, seria lo ideal.

-Se acerca el Agosto 12, ¿por qué tendrían que votar por usted?

-Tengo 35 años de magisterio, conozco la comunidad bastante bien, la gente me conoce, tengo bastante respeto de las bases, tengo experiencia política y puedo batirme bien en inglés, porque aquí las organizaciones exigen debates, entrevistas y para poder darse a respetar debemos conocer bien la temática de la legislatura y entender cómo es el proceso político legislativo. Estoy preparado para eso. Además, ya no tengo un trabajo que me presione, estoy jubilado, tengo habilidad de organizador, se cómo trabajar con la gente de la ciudad, tengo buena reputación como educador, siempre he defendido el derecho de los inmigrantes y conozco bien a las comunidades latinoamericanas. Hay 17 billones de presupuesto estatal que se distribuye y en el reparto nos dan migajas, para emergencias y mantenernos bajo control. Eso tiene que cambiar.

Jorge Alatrista

Jorge Alatrista

Acerca del Autor