Eduardo Garces y Paola Acosta, propietarios del “Latino Restaurant” de Bristol, CT

“Lo que nos piden y no lo tenemos... lo hacemos”

En una tarde de este sorprendente mes de Octubre estuvimos con los jóvenes esposos colombianos, Eduardo Garces (28), nacido en Medellín y Paola Acosta (29) en Cali, quienes son padres de Camila de 6 meses. Ellos son los responsables del “Latino Restaurant” de Bristol, CT desde Julio del 2010. En el ambiente cálido y atractivo de sus instalaciones conversamos de sus experiencias, del desafío que asumieron y del entusiasmo con que trabajan día a día, para el crecimiento del restaurant.

Eduardo Garces es un joven que proyecta tranquilidad al hablar, él nos cuenta que llegó a la ciudad de Bristol, Connecticut en el 2000, con mucha humildad nos dice de los variados trabajos que realizó, “empecé trabajando de dishwasher, luego llevando comidas a las piezas en un hotel, hasta que subí a mesero en el mismo lugar; lo que me dio experiencia para trabajar un tiempo en Atlantic City, en New Jersey; luego en el Farmington Country Club y fuí manager en el Michelangelo de Southington". Claro que esta inclinación no fue casual, tenía un antecedente en su niñez, “cuando tenía 15 años mi primer negocio fue vendiendo perros calientes -hog dog- en un carrito en la puerta del colegio, los maestros me daban permiso para salir antes”. En este tiempo también se iba a la playa con un amigo a vender comida rápida.
Continuando con su historia, en el 2007 Eduardo se alejó del tema de restaurants y se dedico a la mecánica y a vender casas como realtor, “buenas experiencias, buen dinero, pero no me sentía satisfecho”, nos dijo. Al tiempo se fue a vivir tres meses a Canadá para sacarse el strees y pensar sobre lo que podía hacer al regresar. Cuando llegó nuevamente a Connecticut, él y Paola, su novia en ese entonces, anduvieron un tiempo sin trabajo, hasta que ella, que ya había sido mesera en Goal International, empezó a trabajar en el ‘Latino Restaurant’ de Bristol, “yo la acompañé cuando llenó la aplicación y conversé con Fernando Valdizán, que era el dueño”, recuerda Eduardo. Cuando necesitaban ayuda, especialmente los fines de semana lo llamaban a él que tenía buena experiencia como mesero.
El destino les tenía preparado algo bueno a Eduardo y Paola, los dueños de Latino Restaurant por distintos motivos estaban por cerrar el negocio, “el restaurant necesitaba un poquito de administración, y don Fernando estaba cansado porque tenía otro trabajo; le dije que yo me podía hacer responsable, llegamos a un acuerdo y así fue para adelante”. En Julio del 2010 tomaron las riendas del restaurant, “a partir de ahí junto a Paola estamos luchando hombro a hombro, ya hemos saneado gran parte de las deudas, y seguimos”, nos confiesa.
La cuestión del personal fue otro tema, especialmente porque el chef peruano que tenían, decidió irse; claro que antes Eduardo fue aprendiendo algunos secretos y como él era el que compraba los elementos para cocinar, sabía lo que llevaban los platos, “ahora tenemos dos personas en la cocina y seguimos manteniendo la mayoría de los platos peruanos, colombianos y cubanos”.
En cuanto a las comidas que tienen más salida, Paola, que escuchaba atentamente, interviene, “está el pollo a la brasa, la bandeja paisa, que es parecida al bisteck a lo pobre, pero lleva más cosas, el arroz chaufa de carne o de pollo, la ropa vieja, bisteck palomilla, arroz con mariscos y churrasco al estilo argentino; ah! y no me quiero olvidar el cebiche que lo piden mucho los ecuatorianos”. A propósito nos comentan que la clientela se reparte entre hispanos y americanos y entre los hispanos, los de Ecuador son mayoría.
La receta del pollo a la brasa tiene su historia, que Eduardo lo cuenta con entusiasmo, “cuando se fue el chef peruano, le pedí la receta y me dijo que es algo que se va con él y yo lo respeté, pero en el tiempo que trabajamos juntos fuí observando el preparado, además que yo compraba los ingredientes, fuí probando de a poco las cantidades que lleva hasta encontrarle el sabor especial. A la gente le ha gustado y me pone bien saber que alguno dijo que se había mejorado”.
“Latino Restaurant” también ofrece los fines de semana música y baile, en este tema Paola nos pone al tanto, “los viernes tenemos kareoke y lo bonito, que es en español e inglés, y los americanos terminan bailando, cantando, se integran, es bien chévere. Los sábados tenemos Noches Latinas con DJ Monti que trabajó cuando en el Carioca Club que hoy es Passion. Abrimos las mesas para hacer una pista de baile y se llena, tenemos la barra con tragos surtidos. Y los domingos vienen mas familias a comer”. Nos cuenta que además de las cervezas clásicas tienen las importadas peruanas Franca, Cuzqueña, Cristal y la Aguila de Colombia, y por supuesto el aguardiente antioqueño; y en cuanto a los tragos los mas solicitados nos dice, “el que mas sale es el mojito, que puede ser de mango, piña, o el regular; preparamos Pisco Sour, y otras bebidas congeladas, margaritas, daiquiris, los martinis y también hacemos jugos naturales”.
Si hay algo que también caracteriza a Eduardo y Paola es su espíritu solidario, en el poco tiempo que están al frente del restaurant han aportado comida en eventos de organizaciones. Paola recuerda uno reciente, “cuando fue el maratón por St. Jude nosotros dimos la comida a todos los voluntarios que trabajaron en La Mega 910”.
Sobre el final de la amena charla que fue matizada con algunos de los exquisitos platillos que ofrecen, Eduardo nos dejó un mensaje, “pienso que el que no ha venido al Latino Restaurant es porque no le gusta que lo quieran, porque aquí los tratamos con mucho respeto, les brindamos buena comida y buen servicio”. Paola agrega, “Aquí van a encontrar un ambiente familiar, se van a sentir queridos, no importa su condición, su color, su país de origen, y los atendemos igual a todos, con mucho cariño; tratamos de dar lo mejor de cada uno de nosotros”. No quisieron despedirse sin anunciar que están planeando hacer cambios y seguir ofreciendo sorpresas para beneficio de los clientes.
Jorge Alatrista

N.de R.- “Latino Restaurant” está ubicado en la 417 Broad St. Bristol, CT 06010, a solo 20 minutos del centro de Hartford. Su teléfono es 860-585-5642. Horario: Martes, Miércoles, Jueves y Domingo, de 11am. a 10pm.; Viernes y Sábado, de11am. a 2am. Lunes: Cerrado.
Jorge Alatrista
news@identidadlatina.com

Acerca del Autor

MIGRACIÓN: México y EEUU acuerdan acelerar trabajo con Centroamérica

EEUU: Un juez le ordena a Trump reactivar el DACA y aceptar nuevos "soñadores"

EEUU: Piden suspender veto migratorio de Trump

Agogada Milagros Cruz da Consejos de Inmigración

MILAGROS CRUZ: Consejos sobre Inmigración

EEUU: Trump apunta a la inmigración y el comercio como las claves de su discurso en el Congreso

INMIGRACIÓN: La justicia para los Dreamers sigue en espera

EEUU: Salvadoreños con TPS renueven permiso

EEUU: Trump arremete contra México

EEUU: Los soñadores "no son negociables"

Clima

mayo 24, 2018, 5:02 pm
Soleado
Soleado
27°C
sensación térmica: 27°C
presión: 1020 mb
humedad: 24%
viento: 3 m/s NNW
Ráfagas: 3 m/s
UV-Index: 3
salida del sol: 5:23 am
puesta de sol: 8:11 pm