EDITORIAL: El fenómeno natural que unió a todos

En este mes de Agosto hemos sido testigos de hechos dramáticos que tienen que ver con el odio, el racismo y la intolerancia. Pero también un eclipse solar detuvo la rutina diaria y puso en atención mundial por unas horas.

Repasemos. El Sábado 12 un grupo de supremacistas blancos se convocaron en Charlottesville, Virginia para protestar por la retirada de la estatua del general Confederado Robert Lee, que lideró las fuerzas del sur en la Guerra Civil Estadounidense, esto provocó la reacción de un grupo opositor y los enfrentamientos se tornaron tan violentos que el Gobernador Terry McAuliffe tuvo que declarar en emergencia el Estado y en una manifestación posterior les dijo a los supremacistas, “solo queremos que se vayan, no son bienvenidos…”. Lo triste es que el saldo del enfrentamiento terminó con una persona muerta, y numerosos heridos y detenidos.

El Jueves 17, en la tarde apacible de La Rambla en Barcelona, España un vehículo arrolló a varias personas. Doce muertos se contaron en un principio y docenas de heridos. A las horas y ya en la madrugada del Viernes, muy cerca de ahí, en la ciudad de Cambrils cinco terroristas fueron abatidos, por la policía; las víctimas portaban cinturones con explosivos. Aun está en investigación y hay detenidos por el caso. A propósito el grupo extremista ISIS no tardó en atribuirse la autoría de los atentados.

Cuando todavía se tiene una sensación de impotencia ante estos hechos, un fenómeno de la naturaleza puso a todo ser humano al mismo nivel y mostrándolo tan frágil como llegó a este mundo. El eclipse solar –total- del 21 de Agosto, es decir el ocultamiento del sol provocado por la luna, que no se daba en Estados Unidos hace mas de 90 años. Según los expertos tardará otro buen tiempo para repetirse, lo que atrajo una expectación mundial pocas veces vista. Se pudo ver al propio presidente de los EEUU subido en un balcón atento para observar este acontecimiento.

La reflexión que se nos ocurre, es que la maravilla de la creación o simplemente el universo en que habitamos, es tan inmenso e incalculable, que parece estar por encima de todos los desatinos e incomprensiones de los hombres.
Identidad Latina
news@identidadlatina.com
identidadlatina.com

Identidad Latina
Acerca del Autor