EDITORIAL: Dos Representantes de Connecticut cuestionados

Dos Representantes de Connecticut cuestionados

En las últimas semanas dos Representantes elegidos por la población de Connecticut han sido cuestionados por acciones que fueron calificadas como inapropiadas. Curiosamente a los dos se les ha pedido la renuncia desde diversos lugares de la política, incluyendo colegas y otras autoridades.

Se trata de Angel Arce, Representante Estatal por el 4to. Distrito de Hartford desde el 2013, quien renunció a su cargo el Jueves 29 de Marzo, luego de varias semanas de presión de cierto sector de la prensa y sobretodo de colegas en la Legislatura, incluyendo el Presidente de la Cámara, Joe Aresimowicz, el propio Gobernador del Estado, Dannel Malloy y el Alcalde de Hartford, Luke Bronin.

El problema surgió a raiz de una denuncia de la madre de una menor, quien hizo público conversaciones entre su hija y el ahora exRepresentante, mediante las redes sociales. Conversaciones de tono amigable y de cierta intimidad en el 2015, cuando la menor tenía 16 años.

En un principio Arce no le dio trascendencia al asunto cuando un medio local le preguntó al respecto, pero al tomar estado público varios legisladores desaprobaron su accionar y le sugirieron que renunciara. Mediante su abogado había manifestado que lo haría; sin embargo se ausentó de la Legislatura y al parecer del Estado un par de semanas.

A su vuelta, presentó su carta de renuncia a la Legislatura. Aunque admitió que ese intercambio de mensajes con la menor existe, no cree haber cometido una falta con ello. Agrega que sus frases han sido sacadas de contexto y que desde el principio actuó para ayudar a la madre que había acudido a él porque no tenía trabajo.

Por su parte, Elizabeth Esty, Congresista Nacional por el 5to. Distrito de Connecticut desde el 2013, ha sido cuestionada por no actuar apropiadamente ante un caso de acoso sexual y violencia, denunciado por una exempleada de su staff en contra de su jefe de personal. Se le reprocha a Esty el haber mantenido por mas de dos meses al presunto acosador sabiendo de la situación y además, cuando lo despidió fue recomendado para ir a trabajar a una empresa local.

También en este caso, a la Congresista le han llovido críticas por su accionar, muchos de ellos dentro de la Legislatura local, por ejemplo del presidente del Senado de Connecticut, Martin Looney, quien dijo que lo correcto sería que la Congresista renuncie. Mientras algunos líderes demócratas prominentes han mantenido silencio al respecto. Pocas personas han declarado a favor de ella, resaltando la buena labor en el desempeño de sus funciones. Al momento de escribir el presente artículo, la Congresista no había renunciado y mas bien ha manifestado que no se presentaría a la reelección en las próximas elecciones.

Estos dos hecho lamentables en la política local, están demostrando que hay un “control moral” por parte de los propios colegas, que no quieren tolerar este tipo de acciones y piden que lo mejor es que se alejen de sus cargos. Tengamos en cuenta también que esto sucede en tiempos en que la sociedad está sensibilizada por las denuncias de acoso y violencia doméstica a nivel nacional.
Jorge Alatrista
news@identidadlatina.com
Identidad Latina Newspaper

Identidad Latina
Acerca del Autor