Demócratas necesitarán ayuda de Republicanos

Demócratas necesitarán ayuda de Republicanos para aprobar presupuesto

A pesar de sus mayores avances en una década, los Demócratas mayoritarios en la Asamblea General casi no tienen margen de error, si esperan resolver la próxima crisis presupuestaria de Connecticut sin los votos republicanos. Se necesitaría un 60%, y no una mayoría simple, de la nueva Legislatura para aprovechar cientos de millones de dólares escondidos este año que podrían desempeñar un papel crucial en la solución de un problema de $4,4 mil millones.

En los papeles, todo lo que se necesita para adoptar un presupuesto estatal en la Cámara de 151 miembros es de 76 votos, una mayoría simple. Lo mismo ocurre en el Senado, donde son necesarios 19 de los 36 votos. Pero hay un pequeño problema: el déficit. Según la Oficina no partidista de análisis fiscal de la legislatura, las finanzas estatales, a menos que se ajusten, registrarán un déficit de 10.5% o $2 mil millones en el primer año fiscal después de la elección.

Para el segundo año del próximo bienio, la brecha potencial llega al 12% o $2.4 mil millones. Connecticut tiene actualmente $1,2 mil millones guardados en un fondo de inversiones. Y mientras el gobernador electo Ned Lamont dijo que no planea aprovechar esos fondos, los legisladores de ambos partidos han dicho en privado que el nuevo gobernador casi no tiene oportunidad de evitar que la legislatura aproveche esos fondos.

Si a algunos Demócratas moderados o conservadores no les agrada un presupuesto propuesto, o si el ala más liberal del partido se opone, entonces los Demócratas podrían necesitar los votos Republicanos para hacer un presupuesto. El año pasado, ninguno de los partidos pudo reunir suficientes votos solo, para aprobar un presupuesto para ser firmado por el Gobernador Dannel P. Malloy. Tomó un debate de nueve meses antes de que las dos partes acordaran un compromiso presupuestario.

Identidad Latina
Acerca del Autor