DALTO: Magistrales 50 años de “odisea”

DALTO COMENTA: Magistrales 50 años de “odisea espacial”

La película “2001 Odisea en el Espacio” que se estrenó hace 50 años, allá por abril de 1968, siempre tuvo un halo de misterio; el film del polémico director Stanley Kubrick marcó una época y puso en relieve nuevamente la disyuntiva entre un cine comercial, fastuoso y hecho para la diversión y deleite del espectador; y el otro, el cine arte, la proyección compleja y elaborada en el ecrán de historias y guiones surrealistas, que conviertan al cine en el llamado “7mo Arte”, la posibilidad de conmover, sorprender y extasiar al público, a través de imágenes, fotografías, encuadres, sonidos y planos de todas las dimensiones; en esencia, toda la creatividad, capacidad, abstracción y visión del director de la película, además de sus “demonios”, obsesiones, pasiones y toda la subjetividad del producto final.

Haciendo historia de cómo se llegó a realizar el film, cuentan las crónicas que, primero fue una reunión que el director Stanley Kubrick tuvo con el escritor Arthur C. Clarke para hacer, lo que en palabras del realizador era “una película sobre el hombre y su relación con el universo”; la propuesta era una locura de lo ambiciosa, pero Clarke sabía que Kubrick, que venía de hacer una comedia con la Guerra Fría como Dr. Insólito y una versión cinematográfica de la escandalosa Lolita de Nabokov, estaba lo suficientemente “loco” como para llevarla a cabo; después vino la idea de hacer una adaptación fiel del cuento El Centinela, del propio Clarke; luego de eso, la preparación, Kubrick, director obsesivo como pocos, habló con astrofísicos y técnicos de la NASA; entrevistó a Carl Sagan para buscar asesoramiento sobre vida extraterrestre; y se vio todas las películas de ciencia ficción que pudiera para no repetir algo similar.

Confieso que en estos cincuenta años no vi la película completa, solo comentarios, avances y artículos, más me dejé llevar por el manto de misterio e indescifrable contenido del cual venía precedido; pero también es cierto que la “peli” no fue nunca comercial (dicen porque era aburrida), solo se podía acceder en círculos cerrados como son los cine-club o cuando se sucedía algún Festival de Cine; entonces recién, y a raíz del aniversario del acontecimiento, y porque existe el internet y en concreto el “youtube”, aprecié un resumen cabal del grandioso “2001 Odisea Espacial”; como se dijo en su momento, la película llamaba la atención desde el primer minuto, la primera imagen, y luego se deslizaba por dimensiones y tiempos desconocidos y harto complicados -según leo-, dicen que ese era el propósito de Kubrick, que el espectador salga de la sala sin entender muy bien lo que había visto, y tenerlo después reflexionando todo el tiempo.

La combinación de las imágenes con la música es magistral, captar ese sonido “silencioso” del espacio, ver la nave espacial deslizarse lentamente muy cerca del planeta con una versión clara y asombrosa del “Danubio Azul” de Strauss, seguramente que “shockeó” al público, y ni qué decir de la clásica composición con redoble de tambores que identifican a la película y todos alguna vez la escuchamos, cuando se ve en tres planos al sol, tierra y luna.

Pero de qué trata la película; según veo, es un documental cinematográfico, en el que Kubrick, el director y guionista (basado en el libro de Clark), pretende descifrar los misterios de la vida, el hombre y el universo, cree que el hombre cada cierto tiempo (en verdad millones de años) y fruto de su evolución, cambia drásticamente y se convierte en otro ser, no exento de una intervención alienígena; la trama es de una nave espacial con rumbo a Júpiter, previo paso por la luna en busca de un monolito, que contrasta con las primeras escenas del film, un grupo de simios millones de años atrás en el momento preciso de su evolución; y después la llegada a un planeta lejano donde se cree encontrarán la verdad, y la posibilidad de encontrar o encontrarnos, al superhombre, a la evolución después de nosotros.

La frase que encontré por ahí y que cierra este círculo y nos acerca algo al entendimiento y algo también al tema de “2001…” y a Kubrick, es ese que dice: “…solo dejando atrás la moral, sustituyéndola por la verdad, trascenderemos en un estado de conciencia superior…”
Daniel Torreblanca
Identidad Latina Newspaper

Identidad Latina
Acerca del Autor