DALTO COMENTA: Perú aun sigue con el agua hasta los pies

Como lo dijimos en la nota anterior sobre las lluvias e inundaciones en Perú, éstas continuarían y de verdad aún siguen con intensidad al escribir esta columna; y nos quedamos cortos en el pronóstico, pues todavía hay riesgo de desastre para rato; y la gente se acostumbró a recibir día a día información sobre el desborde de los ríos, la caída de puentes e interrupción de carreteras, y percibir muy de cerca el daño que causa la fuerza de la naturaleza y el descuido e improvisación del hombre.

Por supuesto, el temor se desató en todos lados, incluso en aquellos sitios donde no llegó con rudeza el embalse de lodo, rocas y la presión infinita del agua que arremete en complicidad con los desniveles y la gravedad; por eso el rio que está aquí cerca de nuestras casas fue siempre una preocupación, aunque por el momento esté tranquilo.

Y las noticias siguen llegando; una intensa lluvia ocasionada por el Fenómeno del Niño cae sobre la región Piura desde hace más de quince horas; el estallido de truenos y relámpagos ha acompañado a los piuranos la madrugada de este Domingo 2 de Abril; la lluvia inundó las calles donde se han formado lagunas y aniegos. Sechura, Sullana, Talara, Paita y Morropón también han padecido de las fuertes precipitaciones.

De acuerdo al COEN (Centro de Operaciones de Emergencia Nacional), el agua supera los 100 mm en varias provincias; nueva emergencia, el gobernador de Piura dijo que ante el peligro de la crecida del río Piura ha dispuesto que se trabaje en reforzar los diques, no descarta realizar una evacuación de las zonas más vulnerables, en el Bajo Piura, estima que entre 5 mil o 10 mil familias podrían ser evacuadas hoy Martes 4 de Abril, si el río Piura sigue en aumento.

Las defensas en Bajo Piura ya han resistido una creciente de 2,020 m3x segundo; las autoridades informaron que el caudal del río Piura creció hasta los 3 mil metros cúbicos por segundo; esta situación provocó que el río rebalse los muros de contención durante la madrugada, inundando urbanizaciones y la plaza de armas. A diferencia de anteriores inundaciones, esta vez el río Piura rebalsó los muros de contención y no fue por filtraciones en las compuertas sobre el límite de su infraestructura. Desde mediados de Enero, el Fenómeno denominado “El Niño Costero” afecta a Perú y Ecuador; las lluvias, huaicos y desbordes de ríos golpean el norte y centro del país; ciudades y pueblos han sido inundados, miles de personas quedaron aisladas, y tierras agrícolas y ganaderas fueron destruidas. Según el COEN, hay más de 80 muertos, 100 mil damnificados y medio millón de afectados a nivel nacional.

La naturaleza se ensañó con Perú esta vez, y este “castigo divino” ha descubierto también las debilidades de nuestro país, las imágenes que tenemos cotidianamente en nuestro territorio nos han afectado no solo materialmente y puesto el agua en el cuello, también nos tiene con un cierto desasosiego y estresados al máximo. Acá en Cusco quizá no estamos como los hermanos de Piura, Chiclayo, Tumbes o las provincias de Lima, caminando descalzos sobre el agua turbia, esquivando huaycos, salvando nuestros enseres del aluvión que los arrasa o durmiendo en carpas o en las mismas terrazas de las casas, temiendo una arremetida final del torrente, pero igual nos desgastamos queriendo ayudar, le damos vuelta al asunto, criticamos, analizamos, nos solidarizamos y nuevamente el agua en los pies.

Esta vez no nos tocó a nosotros pero podría hacerlo mañana, finalmente estamos a cientos de kilómetros del desastre, pero aquí también hay invasiones de las laderas o cauces del rio, aquí también hubo huaicos e inundaciones pero no tan críticas como en el norte, hay quebradas, la gente es la misma y lo ríos se encuentran siempre en algún lado; el clima está cambiando hace rato, se viene ahora el frío y las heladas. Seguimos subestimando y agrediendo a la naturaleza, nos asentamos a veces irracionalmente; ojalá que esta sea la última advertencia y nos despierte de una vez.
Daniel Torreblanca
dalto1961@yahoo.es
identidadlatina.com

Identidad Latina
Acerca del Autor