DALTO COMENTA: El Papa Francisco dejó su huella en Chile y Perú

El Papa Francisco estuvo por estos días en Latinoamérica y como siempre fue un acontecimiento; comenzó este 2018 visitando a Chile y Perú, entre el 15 y el 21 de Enero. La visita constituyó una inyección de esperanza y llamado de atención a los fieles de esta parte del continente, y si bien en Chile el asunto anduvo algo frío, en Perú las cosas no pudieron desarrollarse mejor, desde su llegada la expectativa fue creciendo, aunque a decir verdad ya varios meses atrás se fue creando el clima para el arribo del Sumo Pontífice, destinado recursos, construyendo escenarios, convocando a concursos y cuidando el más mínimo detalle para el paso de Francisco.

Una muestra del fervor y el máximo interés por el Papa Francisco, se pudo observar cuando se monitoreaba, paso por paso, su cercanía al país procedente de Iquique, Chile. Debió llegar a las 5:20 de la tarde del jueves 18, pero se adelantó 1 hora. En paréntesis diremos que las televisoras pusieron el clásico reloj con cuenta regresiva los días previos, y los días que faltaban (¡) para su visita. Faltando minutos para su llegada los diferentes canales de TV movilizaron todo tipo de recursos para saber dónde estaba el Papa, cuál era su ánimo, en qué momento exacto pisaría suelo peruano, y hasta se vio desplegar una imagen satelital que describía con precisión la posición exacta, con paralelos y longitudes del avión que lo traía, acercando cada vez más el mapa que mostraba la nave con respecto a la costa peruana y los centímetros que lo separaban. Cuando el avión papal aterrizó causó, como se esperaba, una explosión de júbilo.

Los discursos del Papa en ambos países fueron contundentes, haciendo un llamado a la no violencia, la defensa de la esperanza, la unidad y la reconciliación; aunque tuvo sus matices, por ejemplo en Chile dijo que la defensa de la cultura del reconocimiento mutuo no puede construirse en base a la violencia y destrucción que termina cobrándose vidas humanas, no se puede pedir reconocimiento aniquilando al otro, además que se deben impulsar los procesos de unidad y reconciliación, pues “la violencia llama a la violencia”, y finalmente, aludiendo a la dictadura de Pinochet, manifestó que la celebración (la misa) la ofrece por todos los que sufrieron y murieron y por los que cada día llevan sobre sus espaldas el peso de tantas injusticias.

En Perú su discurso fue también directo y más acorde a los lugares que visitó y a la coyuntura política. En Puerto Maldonado, ciudad en la selva peruana, dijo que duele constatar cómo en esta tierra, que está bajo el amparo de la Madre de Dios (así se llama la región), tantas mujeres son infravaloradas, menospreciadas y expuestas a un sinfín de violencias, y que no se puede naturalizar la violencia hacia las mujeres, sosteniendo una cultura machista que no asume el rol protagónico de la mujer dentro de nuestras comunidades. Llamó la atención diciendo que “el oro se puede convertir en un falso dios que exige sacrificios humanos, los falsos dioses, los ídolos de la avaricia, del dinero, del poder lo corrompen todo, corrompen la persona y las instituciones, también destruyen el bosque”.

Ya en Trujillo, en el norte del Perú, el Papa, algo más relajado y ante una multitud en las playas de Huanchaco ofició una misa y en su discurso comparó ese desierto con el mar inmenso de fondo con las tierras que Jesús recorría para captar a sus discípulos, que casualmente está lleno de “pescadores”. La multitud lo fue siguiendo por todos lados y no lo dejó un instante, un mar de gente lo acompañó en su recorrido, miles lo despedían cuando se iba a dormir a la Nunciatura, y otra multitud lo esperaba en la mañana al despertar.

Un millón y medio de personas asistieron a la misa de despedida en Lima, gente que ya la noche anterior había acudido al lugar; pero sobre todo lo que se debe resaltar es la inmensa fe del pueblo peruano, la gente que salió a las calles a peregrinar con los santos, la desesperanza por los políticos y la posibilidad de recuperarla con la visita de este señor de 81 años. El Papa Francisco, representante de Dios en la tierra, con su mirada franca e indulgente y su apuesta por la misericordia, reiterando que no tenemos derecho a renunciar a la Esperanza.

Algunas breves frases que nos quedaron del Papa: “…los jóvenes deben y tienen que correr, pero los ancianos saben el camino…”; “…observemos la imagen de Dios y Jesucristo en la Iglesia, pero también dejemos que Él nos observe…”.
Daniel Torreblanca
Dalto1961@yahoo.es
Identidad Latina

Identidad Latina
Acerca del Autor

MIGRACIÓN: México y EEUU acuerdan acelerar trabajo con Centroamérica

EEUU: Un juez le ordena a Trump reactivar el DACA y aceptar nuevos "soñadores"

EEUU: Piden suspender veto migratorio de Trump

Agogada Milagros Cruz da Consejos de Inmigración

MILAGROS CRUZ: Consejos sobre Inmigración

EEUU: Trump apunta a la inmigración y el comercio como las claves de su discurso en el Congreso

INMIGRACIÓN: La justicia para los Dreamers sigue en espera

EEUU: Salvadoreños con TPS renueven permiso

EEUU: Trump arremete contra México

EEUU: Los soñadores "no son negociables"

Clima

mayo 20, 2018, 5:28 pm
Cubierto
Cubierto
28°C
sensación térmica: 27°C
presión: 1010 mb
humedad: 55%
viento: 4 m/s W
Ráfagas: 4 m/s
UV-Index: 1
salida del sol: 5:26 am
puesta de sol: 8:08 pm