DALTO COMENTA: Intervencionismos aquí y allá

Está de moda la palabra “intervención” en el mundo y vemos en el caso, constantemente, el nombre de Estados Unidos como el gran imperialista que trata de poner orden en cualquier lugar del planeta; y si hace poco vino por estos predios un funcionario norteamericano instando a nuestros países, de manera discreta claro, para que muy sutilmente se le haga la “ley del hielo” a nuestros hermanos venezolanos por su insurrección y osadía de generar una polémica Asamblea Constituyente; ahora vemos también que de “pasadita” se nos “aconsejó” mirar de reojo a los norcoreanos, por su desfachatez e impertinencia de inundar los cielos con misiles perfectamente dirigidos y convenientemente programados.

Es por ello que la respuesta de Corea del Norte no se dejó esperar, y pidió a varios países latinoamericanos a no romper los lazos que mantienen con el Estado asiático y condenó la reciente petición formulada por Washington para que dejen de mantener relación alguna con Pyongyang; dijeron que tal comportamiento coercitivo da muestra de un egoísmo y arrogancia extremos por parte de los Estados Unidos, textualmente eso dijo un portavoz de la Cancillería norcoreana con respecto a la reciente solicitud planteada por el vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

Durante una visita a Santiago esta pasada semana, Pence pidió abiertamente a Chile, Brasil, México y Perú que corten todo tipo de relación diplomática y comercial con Corea del Norte; según el portavoz, el comportamiento de Washington es una muestra de intervencionismo en asuntos domésticos de estados soberanos y constituye una violación del derecho internacional que tan solo busca lograr beneficios para Estados Unidos, en contra de los intereses del resto del mundo.

El portavoz norcoreano asegura que el régimen de Kim Jong-un continuará mejorando sus relaciones con diversos países basándose en lo principios de amistad, autosuficiencia y paz; también insta a las cuatro naciones a rechazar esta petición asegurando que todos los países caerán víctimas del intervencionismo estadounidense en el ámbito de la política doméstica si cumplen o aprueban tácitamente las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU impulsadas por USA.

El pasado 5 de agosto la ONU impuso a Pyongyang el paquete de sanciones más severo hasta la fecha por sus recientes lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales; estas sanciones buscan reducir en un tercio (aproximadamente unos mil millones de dólares) los ingresos que obtiene Corea del Norte por sus exportaciones; por su parte, el Canciller chileno, Heraldo Muñoz, ya replicó a Pence que Santiago no pretende cortar la "lejana" relación que tiene con Pyongyang (no hay verdaderos lazos diplomáticos y el intercambio comercial bilateral apenas suma en torno a 20 millones de dólares al año) y subrayó que el país ya cumple con las sanciones de la ONU.

Si bien es cierto que el mundo está conmocionado por sucesos ocurridos en las últimas semanas, y la incertidumbre se apodera cada vez más de occidente, por el avance irracional del estado islámico, ante el cual todos cerramos filas y condenamos los recientes atentados; no podemos caer en el juego del intervencionismo o la presión política; lo de Norcorea y su constante demostración de poderío militar y sus exageradas pruebas y ensayos de material bélico, son solo eso, simulacros y ganas de protagonismo, y si su líder por ser “gordito” y altanero, nos causa sobresalto  y nos altera los nervios todos los días al amenazar a cualquiera y al mismo Estados Unidos con arrojar su bomba atómica y destruir el planeta.

No creamos todo lo que vemos o escuchamos, los intereses y las cortinas de humo están en todos lados; la sustancia y lo concreto probablemente esté debajo del “gordito” que gobierna despiadadamente un país, y que cada domingo hace marchar a su ejército milimétricamente como máquinas perfectamente alineadas (ver youtube), y cuya disciplina nos sorprende y causa envidia. Seamos sinceros, si no habría el “gordito dictador” de ojos rasgados, con ademanes caricaturescos y amenazas constantes, que aburrido sería el mundo.
Daniel Alatrista Torreblanca
dalto1961@yahoo.es
identidadlatina.com

Identidad Latina
Acerca del Autor