Daisy Cocco de Filippis es otro orgullo hispano

Una dominicana es la nueva presidente del Naugatuck Valley Community College

-Eres la primera Dominicana que encabeza una institucion de alta educación en Connecticut, ¿Qué significado tiene esto para ti?

-Hay un gran cambio ahora, una historia que evoluciona de poblaciones de inmigrantes que están formando parte del tejido de los Estados Unidos. Me siento contenta de ser parte de esta inclusión narrativa de expansión y crecimiento. Estoy muy consciente del significado “primero” en términos de mi obligación de ser un modelo y contribuir en una forma muy positiva a la imagen de los Americanos-Dominicanos como participantes y líderes en los Estados Unidos. -Tu trayectoria profesional ha sido un cambio de paradigma. Por ejemplo, has cambiado paradigmas de escritoras latinas con tu investigación y apoyo de su arte literario y has contribuido en transiciones importantes en varios escenarios académicos en Nueva York. ¿Esta trayectoria continuará en el Naugatuck Valley? -Estoy muy emocionada de llegar al campus, de aprender mas de la institución y de nuestros estudiantes, facultad, staff y administración. Cambiar paradigmas toma tiempo y espacio y solo se logra después de una investigación y estudio cuidadoso. Lo que ofrezco al campus es una visión amplia de inclusión, y una creencia firme en la importancia de los colegios comunitarios en la vida de los ciudadanos en la región. Estos deben ser “máquinas de innovación”, los mecanismos que ayudan a empujar la fuerza de trabajo y el desarrollo de la comunidad a través de la educación. Espero escuchar los sueños y aspiraciones de los estudiantes, facultad y staff y trabajar con nuestra administración para convertir esas aspiraciones en bellas realidades.

-¿Cómo describirías tu estilo de liderazgo y cómo ha impactado tu relación con otros en la academia?

-Han pasado ya 30 años desde la primera vez que entré a un aula en el Queens College, La Universidad en el Centro de Nueva York, donde como graduada fue asignada a enseñar cursos básicos del idioma español. La cultura y la lengua van el uno con el otro, ya que los lenguajes ajenos y la literatura sirven para reforzar nuestro entendimiento y respeto por otras maneras de ser y hablar. Para liderar una tiene que poder escuchar y comprender que hay mas de una solución para todo problema, y mas de una manera de entenderlo. El liderazgo académico requiere un fino toque de colegialidad, saber cuándo hay que construir un consenso y cuando hay que dar guía y dirección.

-¿Cómo describirías tu filosofia educacional y quién ha sido tu inspiración?

-Soy una firme creyente del método de educación centralizada en los estudiantes. Creo que debemos encontrar a los estudiantes en donde estén, y hoy en día eso significa poder entender el lugar que ocupa la tecnología en sus vidas y la importancia de poder entender otras culturas y lenguajes. Eugenio María de Hostos, educador y filósofo Puertorriqueño que inspiró la fundación de Hostos Community College, creía que todos tenemos que empezar la educación de todo estudiante en el punto de su vida en el que están.

-¿La población latina en Connecticut continúa creciendo. ¿Cuál crees que es el desafío mas grande para el sistema de educación al servir a los estudiantes minoritarios?

-Los estudiantes latinos no están en las aulas/clases como deberían estar. Nuestros estudiantes no están asistiendo a las universidades en un número proporcional a los porcentajes de la población. El desafío es encontrar maneras de atraer y retener a los estudiantes latinos en nuestros colegios y universidades. Es muy importante el guiar a los estudiantes de primera generación aquí en los Estados Unidos, en sus aplicaciones a la universidad y de ayuda financiera. Adicionalmente, es importante crear experiencia para el estudiante en su primer año universitario, involucrando a la familia en el proceso de adaptación. También hay que hacerles entender la gran diferencia en salarios de gente que ha ido a la Universidad y la que no.

Marianela Medrano-Marra, PhD

Acerca del Autor