LOCALES: Perfil racial y propuestas

Politik

La Ciudad de Hartford es, como muchas capitales estatales en este país, un centro urbano donde se juntan diversas culturas que crean una amalgama social pocas veces replicable entre ciudades por la variada situación de origen de sus inmigrantes y residentes; en lo que nos compete a los Latinos, en Nueva Inglaterra somos mayoría en dos capitales estatales (Hartford y Providence) donde, en ambas, nuestros hermanos Boricuas son el grupo más grande de nuestra raza.
He notado y he sido partícipe del orgullo Latino desde que vine a este país y a esta ciudad, obviamente notando el orgullo Boricua mucho más que el de otras nacionalidades, ya que los números –que nunca mienten- y la histórica presencia en puestos políticos y sociales en el Estado, han hecho de nuestros hermanos Puertorriqueños una fuerza respetable en la región; la que podría llevarnos a creer que, el apoyar políticamente a alguien similar a nosotros desde el punto de vista racial –Latino o Latina-, debería de crear una relación de doble vía entre la persona que recibe el apoyo y todos aquellos que apoyan su candidatura, ya que la percepción del pueblo a la hora de enterarse de quiénes son los candidatos y sus propuestas –sobre todo de creación de nuevos trabajos- pareciera ser que porque tenemos un Latino “en la silla”, van a haber más trabajos para Latinos .
Lamentablemente el argumento anterior es una evidencia de que no todo en la vida es blanco y negro, ya que a veces los porcentajes poblacionales de los residentes de nuestras comunidades no están representados en las fuerzas policiales, departamento de bomberos, gobiernos locales ni estatales. Hartford es un ejemplo claro de que esa “proporción ideal” entre comunidad, puestos de trabajo y dirigencia, no existe; ya que podemos observar que la oportunidad para algún Latino o Latina de trabajar en puestos importantes en la Ciudad actualmente no es tan probable, a pesar de que Hartford es dirigida en estos momentos por un Latino Demócrata.
Me explico: Hasta el día en que escribimos la presente, la Ciudad de Hartford cuenta con 5 personas identificadas como Latinos/Latinas de 15 puestos a nivel de alto ejecutivo, que representa un 33% de nombramientos, por debajo del 43% de la población que se identifica como ese grupo poblacional. Comparándonos con La Ciudad de Providence en Rhode Island, que también es una capital estatal con mayoría Latina en su población y dirigida por un Latino Demócrata. Esta cuenta con 9 personas identificadas como Latinos/Latinas de 21 puestos directivos, para un 43% de nombramientos, lo cual es superior al 39.7% de la población que se identifica como tal en esa Ciudad. Los números indican una cifra, pero su interpretación puede ser muy variada, ya que para nosotros, esto tal vez quiere decir que es más probable que a un Latino le den un trabajo en la Ciudad si usted vota por el actual Alcalde Latino en Providence que si lo hace por el actual Alcalde Latino en Hartford.
Si a esto le sumamos el hecho de que el pasado Marzo, la administración actual de Hartford fue acusada de Nepotismo al demostrarse que la antigua Abogada de la Ciudad -que también fungió como Administradora Municipal- junto con su prometido, uno de los subjefes del Departamento de Bomberos, (ambos afroamericanos, por cierto) movieron sus influencias para que sus familiares fueran contratados en varios departamentos de la Ciudad (Obras Públicas sobre todo), las probabilidades de que un Latino vaya a conseguir un trabajo solo por votar por un Latino -que nombra a menos Latinos de lo que debiera, pero que permite que sus colaboradores si nombren a sus familiares afroamericanos- disminuyen considerablemente.
Así que invito a los votantes de esta Ciudad a que en las próximas elecciones le pongan más atención a las propuestas reales generadas por los candidatos y que le pongan menos atención a la probabilidad de “conseguir trabajo” solo por tener un Latino allí sentado, ya que los números –que nunca mienten- actualmente nos ofrecen un panorama distinto.
Quiero aclarar que estoy a favor de contratar a personas, en cualquier trabajo, cuya capacidad y profesionalismo sea la razón mas importante por la cual fueron contratadas, mas que su raza o país de origen. También quiero recordarles que, en columnas previas he expresado mi opinión desfavorable ante la ausencia de figuras Latinas en la administración del Gobernador Malloy; también en una columna previa, me expresé acerca de la elección especial de un Senador estatal en Bridgeport, diciendo que prefiero apoyar a alguien con propuestas concretas (independientemente de su raza), que a un Latino sin ellas. Debemos de asegurarnos que nuestros líderes ofrezcan propuestas concretas que permitan que nuestras comunidades progresen, pero también debemos asegurarnos que nosotros los Latinos progresemos con ellas. Si esto va a pasar teniendo a alguien que es de raza marciana o jupiteriana como Alcalde, lo invito a que analice esta propuesta. Ya basta de usar la raza por encima de propuestas concretas.
Uno de los argumentos por los que no hay muchas personas de origen Latino en puestos ejecutivos, es que nuestra población no tiene la misma experiencia laboral o académica de otras, lo cual lamentablemente es un hecho comprobado por la deficiente participación y avance de la comunidad Latina en estudios de postgrado en Universidades locales y regionales. Deberá ser prioridad para el nuevo alcalde, el invertir en la educación local para generar más estudiantes capaces de ingresar y para graduarse de la Universidad, para permitirnos a los Latinos competir con otras razas para tener una participación más activa en puestos importantes de administraciones públicas y privadas en la región. Espero sus comentarios a través del blog Columna.Politk.Blogspot.com y a través del twitter @Columna_Politik Hasta la próxima!
Fernando Marroquín
fernando@identidadlatina.com
Identidad Latina

Acerca del Autor