CT: Sindicatos y amenazas de huelga

El pasado lunes 15 de abril sindicatos de auxiliares del sector salud se reunieron en el edificio de la Legislatura de Connecticut con amenazas de ir a la huelga general a partir del 1 de mayo, si sus demandas no son escuchadas. Según las auxiliares, sus derechos como trabajadoras han sido violentados al no recibir un incremento salarial desde el 2015; además sus beneficios de salud y días libres han sido gradualmente recortados, dejando a los trabajadores en una situación de incertidumbre al enfrentar el costo de vida tan caro de Connecticut, los peligros que afrontan al cuidar a personas con discapacidad física/mental, y no tener suficientes días personales.

La reunión contó con una gran cantidad de gente que hizo sentir el calor de justicia en el área, así mismo la prensa anglosajona e IDENTIDAD LATINA como único medio hispano, estuvieron presentes cubriendo el acontecer de aquel día. Por otro lado, los sindicalistas tuvieron también el apoyo de varios Representantes y Senadores Estatales, incluyendo el Senador Nacional Richard Blumenthal, quienes reafirmaron su total apoyo a la causa sindical.

“Cuando no se tiene el número apropiado de empleados, las caídas fatales de los pacientes se incrementan, y las infecciones urinarias también…esto es una cuestión de vida o muerte. Los pacientes no pueden moverse ni alimentarse por si mismos. Las auxiliares de salud se encargan de esto, y es lo mas justo que se respeten sus derechos, y que se les trate con respeto y honor”, dijo el Senador Estatal, Saud Anwar en la asamblea frente a una multitud.

El Departamento de Salud Pública de Connecticut, anunció que revisará los planes de atención de contingencia de las instalaciones seleccionadas, así como las credenciales de los posibles trabajadores de reemplazo. El Departamento también anuncio que aproximadamente 3,000 pacientes serían afectados si la huelga se hace efectiva.

Los sindicalistas, son parte de la New England Health Care Employees Union, Distrito 1199 SEIU. Ellos han dicho que no darán marcha atrás hasta que se inicie un cambio a favor de los derechos de los trabajadores. Betty quien es auxiliar de enfermería dijo a IDENTIDAD LATINA, “Los legisladores tienen que pasar un proyecto que nos incremente el salario, así podremos cuidar a nuestros pacientes. Los recortes de personal y bajos pagos nos perjudican. A los legisladores, piensen en nosotros, tienen que poner más dinero para los trabajadores y así cuidar mejor a los ancianos. Hemos sido claros y concisos con nuestras demandas, y esperamos que ellos tengan compasión en sus corazones”.

La asamblea también demandó que Medicare tiene que ser para todos, y que el sueldo mínimo vital en Connecticut suba del actual $10.10 por hora a $15.00, según los comentarios entre los sindicalistas. Cabe resaltar, que son los trabajadores de más de 20 compañías de cuidado de pacientes a domicilio que amenazan con la huelga. Luego de una semana y media de la revuelta, la propuesta cuenta con más de 1,449 votos a favor contra 78 en contra y el furor de la unión continúa.

Estas acciones han seguido los pasos de la huelga de los trabajadores de Stop & Shop a través del Estado. Ellos empezaron a levantar su voz sindical hace mas de año y medio, pero el pasado viernes 12 de abril fueron a la huelga general, y contaron con gran apoyo de la gente, quienes no han estado comprando alimentos en el popular supermercado de abarrotes. Actualmente, Stop & Shop está perdiendo más de 2 millones de dólares a la semana desde que empezó la huelga.

Carmen, una auxiliar de enfermería dijo a nuestro medio, “Queremos que se respeten nuestros derechos, y que otros trabajadores de cualquier empresa a través de Connecticut se organicen si no están conformes con sus pagos y beneficios. Tenemos que apoyar a los sindicatos y estar juntos por nuestros derechos”.

Por ahora, la asamblea seguirá evaluando la propuesta de huelga.
Maricarmen Cajahuaringa
Identidad Latina Newspaper

Identidad Latina
Acerca del Autor