Crónicas de un Viaje y los Festejos Patrios

SINTESIS

Cuando uno regresa a un lugar después de muchos años puede apreciar los cambios que han ocurrido. Me pasó esto en Lima-Perú, donde estuve las primeras semanas de Julio. Estuve en la centro histórico y en los conos, norte, centro y sur, en lugares marginales y en lugares exclusivos, en lugares de gran afluencia comercial e industrial formal e informal, tomé todo tipo de transportación, comí en todo ambiente, visité colegios, universidades, hospitales, iglesias, cementerios, creo estuve en toda Lima de día y de noche.

Ha cambiado mi ciudad, hay cambios positivos reconocidos por varias personalidades a nivel mundial, entre ellas el escritor Mario Vargas Llosa. Lamentablemente esto no se ve reflejado en el aspecto social, hay presidentes regionales sin un mínimo de integridad nacional o conocimientos. Lo mas grave que vi es el descuido del parque automotor, Lima está muy contaminada por las emisiones de los automotores y esto se ve reflejado en el alto índice de decesos y enfermedades respiratorias aún en personas que no fuman.

Al residir en esta gran nación que nos brinda oportunidades grandes de desarrollo personal, podemos respirar aire de buena calidad (aún en las grandes metrópolis como Los Ángeles y Nueva York las autoridades velan que se cumplan la ley acerca de emisiones).

No debemos olvidar nuestra Patria nos lo recordó el Cónsul General del Perú en Hartfort, José Benzaquen en las festividades del Día de la Independencia del Perú (28 de Julio), en que fueron izados pabellones peruanos en la Municipalidad de Hartford con asistencia del Alcalde Eddie Pérez y en el Capitolio con representación del Gobernador y en el Consulado de Hartford en medio de hermosos festejos, con participación de artistas de todas las edades que nos deleitaron con la música, danza y pinturas peruanas. Nosotros contribuimos con nuestros envíos de dinero a nuestros familiares desde New Britain, desde Connecticut, desde todos los estados de la Unión, de manera que somos una parte importante de la economía peruana, casi 2 millones de compatriotas que residimos en esta gran nación y cuyas aportaciones repercuten en la economía familiar y nacional del Perú.

Esto nos da un derecho a pedir a las autoridades directamente o por medio de nuestros familiares que residen en Lima, que limpien el aire de la ciudad antes de que sea demasiado tarde, pues este mal no tiene fronteras, ni de barrios, ni de clases, ni de ningún tipo, la contaminación está en todos lados.

Pablo D. Perleche
pablodperleche@aol.com

Acerca del Autor