Los consumidores deben estar alerta contra estafas de alquiler de propiedades



(BPT) - Seguramente ha escuchado esto: Si le parece demasiado bueno para ser cierto, ¿probablemente lo es? Ya sea que esté buscando su primera propiedad para alquilar, o es un inquilino experto que busca un nuevo lugar en una nueva ciudad, recuerde que las estafas de alquiler de propiedades son más comunes de lo que cree.

Así funciona la estafa

Un estafador encuentra un inmueble vacante que, con frecuencia, es propiedad de un banco; una casa de vacaciones, o incluso alquilada por el propio delincuente para poner en práctica el engaño varias veces. El timador anuncia la disponibilidad de la propiedad —un apartamento, casa o cuarto — por internet, a menudo en un sitio web gratuito para clasificados.

Lo que realmente destaca sobre la propiedad es que se ofrece con frecuencia a un precio menor, sustancialmente más barato que otras viviendas comparables en la zona, lo cual no parece totalmente absurdo si usted reside en un mercado competitivo. Las fotos del sitio se ven bien, y el anuncio incluye hasta una imagen de la distribución de planta, que le da un mejor sentido de cómo es la casa.

Todo le parece legítimo; no hay palabras mal escritas, errores gramaticales o ningún otro aspecto que le invitaría a hacer una pausa y analizar a fondo el anuncio.

Naturalmente, le interesa la propiedad, por lo que se pone en contacto con la persona o “compañía” que publicó el anuncio, para decirle que le gustaría ver la casa. Probablemente le den una amigable respuesta similar a “me encantaría mostrarle el sitio, pero soy hombre de negocios, trabajo en el extranjero, y no puedo hacerlo personalmente…”. Esto es una señal de advertencia, pues un dueño o administrador legítimo de una propiedad estará dispuesto a coordinar que otra persona se reúna con usted y le muestre el lugar.

Otra señal es que, antes de que le muestren la propiedad, quieran comprobar que usted posee los fondos disponibles para alquilar la vivienda. Si el dueño le solicita un depósito de seguridad más alto de lo normal, o si la suma que debe pagar por adelantado le parece excesiva, podría ser indicador de que quieren apoderarse de su dinero sin ofrecerle nada a cambio.

Con mayor frecuencia, los dueños legítimos desean saber su historial de crédito, o hacer una verificación de antecedentes penales y de empleo. Si no muestra interés en ninguna forma de chequeo, o le parece demasiado insistente en negociar la cantidad a pagar y los términos del alquiler, piénselo dos veces.

Los estafadores también buscan viajeros que están investigando la disponibilidad de alquileres para vacaciones, estudiantes en busca de vivienda fuera del recinto universitario, e incluso militares que deben reubicarse frecuentemente.

Lo que puede hacer

Haga su pesquisa. Investigue la compañía que anunció la propiedad a alquilar. Si se trata de una persona, asegúrese que es el propietario auténtico y que usted no está lidiando con alguien que no tiene vínculos legítimos con la vivienda. A menudo, los estafadores extraen información de las listas de propiedades inmobiliarias para crear inventarios falsos. No hay ninguna razón por la cual usted envíe dinero por adelantado sin ver la propiedad a alquilar o reunirse con la persona en cuestión, especialmente si la solicitud es una transferencia monetaria.

Sea cual fuere su situación, tenga en mente estos consejos:

  • Nunca efectúe un pago por una propiedad que encontró en internet usando una transferencia monetaria.
  • Evite cualquier anuncio de propiedad disponible que lo presione o le exija actuar inmediatamente.
  • Esté alerta para detectar correspondencia mal escrita o anuncios con faltas de ortografía, uso indebido del idioma, o formatos inusuales.
  • Nunca le proporcione información de identificación personal a un individuo o entidad desconocida, especialmente aquellas que responden únicamente mediante el correo electrónico.
  • No envíe jamás una transferencia monetaria a alguien a quien no ha conocido en persona.

Si ha enviado una transferencia de dinero por Western Unión y cree que ha sido víctima de un fraude, llame al número telefónico de nuestra Línea de Ayuda a Víctimas de Fraude, 1-800-448-1492.

Para tener más información sobre estafas y cómo protegerse, visite el sitio web del Centro de Protección al Consumidor de Western Union: www.wu.com/fraudawareness.



]]>