Connecticut es uno de los estados que consideran cobrar impuestos a refrescos

El último estado que llegó a imponer tal medida fue Arkansas, en 1992.

Hartford, Connecticut | Diversos estados del país están analizando la posibilidad de cobrar impuestos en las bebidas gaseosas, pero la industria del sector les están poniendo dificultades debido a la presión política.

A nivel municipal ese tipo de gravámenes se han aprobado en décadas pasadas, pero el activismo político de las grandes empresas productoras ha bloqueado los intentos de tomar medidas similares a nivel estatal.
“El cabildeo de esa industrial va a ser bastante feroz y no sé si las legislaturas podrán soportarlo,” declaró el gobernador de Connecticut, el demócrata Ned Lamont, quien ha propuesto un impuesto de 1.5 centavos por onza a las bebidas azucaradas en su presupuesto (Fuente).

Connecticut es uno de los estados donde está en ciernes un acalorado debate sobre los impuestos que según activistas sirven para reducir la ingestión de calorías que llevan a problemas médicos como la obesidad y la diabetes.
Primera Hora

Identidad Latina
Acerca del Autor