Congresistas hispanos de EE.UU. se oponen a la deportación de menores inmigrantes

Washington, 11 jul (EFE).- Los congresistas estadounidenses de origen hispano se declararon hoy "rotundamente" en contra de acelerar las deportaciones de los menores inmigrantes y pidieron al presidente Barak Obama salvaguardar sus derechos ante la ley.
En una conferencia en la sede del Caucus Hispano (CHC), el congresista demócrata Luis Gutiérrez se declaró "a favor" de apoyar la aprobación de fondos suplementarios pedidos por Obama, pero sólo "si no se hacen cambios" a la ley vigente de 2008 que impide la deportación inmediata de los menores procedentes de Centroamérica.
Esa es una de las medidas que sopesa la Casa Blanca para agilizar la deportación de los menores inmigrantes que llegan masivamente al país y que según cálculos oficiales suman 57.000 en los últimos 10 meses, la mayoría procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador.
Gutiérrez se refería a la petición de Obama al Congreso de 3.700 millones de dólares para paliar la crisis migratoria aumentando la vigilancia en la frontera y ampliar los recursos en los centros donde se detiene a los menores centroamericanos.
"No podemos poner en riesgo a nuestros niños, queremos dejar claro que nuestra prioridad es proteger sus derechos ante ley", subrayó el congresista. "Nos hacen falta más recursos para protegerlos no para criminalizarlos", añadió.
En este sentido, el presidente del grupo legislativo hispano de la Cámara de Representantes, el demócrata Rubén Hinojosa, pidió "humanizar" el trato hacia los niños, de quienes dijo que "son las caras de nuestras comunidades".
La ley de 2008, promulgada durante el mandato de George W. Bush, impide que los menores indocumentados de países que no compartan frontera con EE.UU. sean deportados en el acto, como es el caso de los niños mexicanos, y obliga a que sus casos sean escuchados individualmente por un juez de migración.
Ante el bloqueo de la reforma migratoria por parte de los republicanos en la Cámara de Representantes, Gutiérrez dijo que "Obama ahora está solo" y debe actuar en consecuencia.
"No podemos dejar que esta crisis humanitaria nos distraiga del hecho que la ausencia de reforma migratoria está devastando a la comunidad hispana", apuntó Gutiérrez.
"Tampoco podemos olvidar -agregó- el récord de deportaciones registrado durante la gestión de Obama".
Las organizaciones defensoras de los inmigrantes han denunciado que las deportaciones de inmigrantes indocumentados han superado los dos millones desde que Obama ocupa la Presidencia, una cifra sin precedentes en anteriores Administraciones.
En este sentido, la congresista hispana Loretta Sánchez (California) adelantó que el Caucus debatirá en breve con el presidente un memorando con una serie de recomendaciones para "humanizar" el trato a los inmigrantes.
"Los hispanos estamos unidos ante esta crisis", afirmó.
Identidad Latina
news@identidadlatina.com

Avatar
Acerca del Autor