Concientización sobre salud mental y apoyo a la recuperación

Por Dra. Francisca Azócar
Mayo es el Mes Nacional de Concientización Sobre la Salud Mental, el cual es dedicado a crear conciencia sobre las enfermedades mentales y a educar a las comunidades acerca de la importancia de la salud mental para el bienestar y la salud en general.
La salud mental es un problema serio en los Estados Unidos: uno de cada cinco adultos con 18 años de edad o más –más de 42.5 millones de personas– sufrieron de un trastorno de salud mental en el último año.  Los hispanos tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades mentales. Según la Oficina de Salud de las Minorías (OMH, por sus siglas en inglés), el 3.6% de los adultos hispanos sufren de graves problemas psicológicos, comparado con el 3.1% de los blancos no-hispanos.
El estrés, la ansiedad, y otros problemas de salud mental afectan a personas de todos los ámbitos de la vida, sin importar edad, género, etnicidad, o nivel socioeconómico. Entre los hispanos, el estigma de las enfermedades mentales, la barrera del lenguaje, problemas de adaptación cultural, disparidades socio-económicas, y el hecho de que muchos tuvieron que separarse de sus familias y amistades para venir a los Estados Unidos contribuyen a que sean más vulnerables a padecer de enfermedades mentales.
La depresión severa es la principal razón por la cual los hispanos contemplan el suicidio, de acuerdo a el Consejo Nacional de la Raza (NCLR, por sus siglas en inglés). Según la OMH, el índice de muertes debido a suicidios entre los hispanos es 5 veces mayor entre los hombres que entre las mujeres.
Los blancos no-hispanos reciben tratamientos de salud mental 2 veces más a menudo que los hispanos, de acuerdo a la OMH. El NCLR atribuye esta diferencia a factores como la falta de proveedores de salud mental hispanoparlantes y a que muchos latinos prefieren lidiar con estos problemas dentro del ámbito familiar o religioso.
La buena noticia es que, con la ayuda y el apoyo adecuados, es posible recuperarse de enfermedades mentales. El primer paso es estar conscientes de qué tan comunes son estos problemas, y cómo impactan nuestras comunidades directamente. Es importante que los individuos y familias que están luchando con un problema de salud mental conozcan los recursos que tienen a su disposición y busquen ayuda para iniciar el proceso de recuperación.
Vivir con un trastorno de salud mental puede ser aislante. Si conoce a alguien que podría estar luchando con un trastorno mental, - dígale que no está solo y que no debe tener miedo de pedir ayuda. Hay personas que están listas, capacitadas y disponibles para ayudar.
Si usted o alguien que conoce necesita ayuda para superar un momento difícil, puede obtener información de recursos disponibles llamando a la línea de ayuda gratuita de la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI) al 1-800-950-NAMI, o visite www.nami.org.
Si usted o alguien que conoce necesita ayuda inmediata, llame a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 1-888-628-9454 para español, o el 1-800-273-8255 para inglés.
Con la ayuda de éstos y otros recursos, los hispanos, al igual que todos los sectores de la población, pueden superar las enfermedades mentales y ser miembros saludables y funcionales de sus comunidades

* La Dra. Francisca Azóca es Psicóloga y Vicepresidenta de Investigación y Evaluación del Departamento de Ciencias de Salud Mental de Optum.
Identidad Latina
news@identidadlatina.com

Acerca del Autor