COMISIÓN EUROPEA: Propone por primera vez financiar la Defensa para ganar competitividad

Bruselas, 7 jun (EFE).- La Comisión Europea (CE) propuso hoy un fondo de Defensa que movilizará hasta 5.500 millones de euros anuales, a través del cual la Unión Europea (UE) financiará por primera vez investigación y desarrollo militar para ser más competitiva en su seguridad.
"No hay marcha atrás", indicó la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, que presentó en una rueda de prensa además un documento de reflexión con tres niveles de ambición para el futuro de la Defensa comunitaria.
El fondo europeo de Defensa servirá para apoyar la colaboración en investigación, el desarrollo de prototipos y la adquisición de equipos y tecnología militar, ya que la CE calcula que la falta de coordinación cuesta cada año a los países entre 25.000 y 100.000 millones de euros.
Además, el 80 % de las compras de equipación y más del 90 % de la investigación se realizan a nivel nacional, mientras que la adquisición en común que propone la CE podría ahorrar hasta un 30 % del gasto anual en defensa.
El fondo tendrá una vertiente para investigación y otra para promover la adquisición de capacidades por parte de los Estados miembros, que tendrán que dar su visto bueno al proyecto junto al Parlamento Europeo.
En una primera etapa, a lo largo del actual marco financiero, la CE dotará al fondo de 590 millones de euros, mientras que en el siguiente, más allá de 2020, el presupuesto mínimo anual será de 1.500 millones de euros.
Según la CE, esta contribución ayudará a movilizar hasta 5.500 millones de euros al año después de 2020, contando también con aportaciones nacionales y privadas, para invertir en investigación y en el desarrollo de capacidades.
En la vertiente de investigación, la CE propone 90 millones de euros hasta finales de 2019 (de los que 25 millones serán asignados en 2017) para proyectos como los relativos a sistemas no tripulados en el sector naval, cuya convocatoria se abre hoy.
La firma de los primeros acuerdos de subvención está prevista para finales de año.
La CE quiere mantener una financiación anual de 500 millones de euros para este propósito de 2020 en adelante.
Por lo que se refiere a la vertiente de desarrollo y adquisición, el fondo será un incentivo para que los países compren y produzcan juntos tecnología y equipos.
En ese apartado, el fondo contará con 500 millones de euros para 2019 y 2020, mientras que a partir de ese año la CE quiere ampliar a 1.000 millones anuales.
En su opinión, ese programa de desarrollo industrial podría multiplicar por cinco su efecto y generar una inversión total de los Estados de 5.000 millones de euros anuales de 2020 en adelante.
Sólo se tendrán en cuenta los proyectos que impliquen al menos tres empresas de por lo menos dos Estados miembros, y se promoverá la participación de pymes.
Asimismo, estas inversiones quedarán excluidas de los esfuerzos fiscales estructurales que deben hacer los países, una medida muy criticada por organizaciones pacifistas como la Red Europea Contra el Comercio de Armas (ENAAT), que en un comunicado lamentó que se utilicen fondos públicos para estimular el gasto militar.
Por lo que se refiere al futuro de la Defensa común, la CE ha abierto el debate sobre su nivel de ambición esbozando tres escenarios.
El primero contempla mayor cooperación voluntaria de los países, con una participación reducida de la UE en las operaciones más exigentes, mientras que en el segundo los Estados pondrían en común activos financieros y operativos para incrementar la solidaridad en defensa y asumirían más voluntad política para actuar.
El tercer escenario, el más ambicioso, propone una integración progresiva y que la UE se haga responsable de su protección junto a la OTAN y que pueda llevar a cabo operaciones de seguridad y defensa de alto nivel.
Según Mogherini, no se trata de "sustituir a la OTAN" ni de duplicar estructuras, sino de que la Defensa europea sea "más eficaz".
La propuesta de la Comisión Europea fue aplaudida en la Eurocámara entre otros por el presidente del grupo mayoritario conservador, Manfred Weber, quien dijo que "es obvio que ya no podemos confiar en los estadounidenses para garantizar la seguridad de Europa" y que la UE "tiene que hacerse mayor y ser capaz de defenderse sola".
Identidad Latina
news@identidadlatina.com
EFE

Identidad Latina
Acerca del Autor