Periodico Identidad Latina

Colombia: Los rehenes de las FARC fueron asesinados por la espalda, según forenses

Bogotá, 29 nov (EFE).- Los cuatro rehenes de las FARC que fueron asesinados el sábado pasado recibieron disparos por la espalda y de cerca, según el informe de las autopsias, informó hoy el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses en Bogotá.
“En todos los casos los orificios de entrada fueron posteriores y la trayectoria de los proyectiles fue de atrás hacia adelante”, señala el estudio forense.
“En tres de los casos, los impactos de armas de fuego se dieron en el cráneo y en el tórax” y “los residuos de pólvora indican que los disparos se hicieron a una distancia menor a metro y medio”, añadió el informe.
Asimismo, el informe de los forenses concluyó que “en todos los casos los tiempos de deceso son coincidentes”.
Los cuatro rehenes, tres policías y un militar, llevaban más de diez años en cautiverio en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y murieron en una zona selvática de la localidad de Solano en el sureño departamento del Caquetá, durante una acción del Ejército.
Las cuatro víctimas mortales de esa acción que conmocionó a Colombia fueron el coronel de la Policía, Edgar Yesid Duarte Valero y el mayor de la misma institución, Elkin Hernández Rivas.
También el intendente jefe Álvaro Moreno, así como el sargento mayor José Libio Martínez, del Ejército, el secuestrado que pasó más tiempo en poder del grupo guerrillero al sumar casi 14 años de cautiverio.
Duarte y Hernández habían sido secuestrados en octubre de 1998, Moreno en diciembre de 1999 y Martínez en diciembre de 1997.
El sargento Luis Alberto Erazo, secuestrado hace casi doce años, sobrevivió a la matanza al huir en el momento en que empezó el fuego, se escondió en la jungla y varias horas después se identificó ante las tropas.
El informe del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses fue difundido este martes por su director, Carlos Eduardo Valdés.
Los restos de los cuatro fueron entregados el lunes a sus familiares y este martes se tiene previsto un sepelio colectivo en Bogotá.