CHINA: 100 muertos por inundaciones

Pekín, 19 ago (EFE).- Las graves inundaciones en el noreste de China y las lluvias torrenciales en el sur del país han causado un centenar de muertos, miles de evacuados y millones de damnificados, provocados por un temporal que continuará los próximos días.
Según informó hoy el Ministerio de Asuntos Civiles, 105 personas murieron y otras 115 siguen desaparecidas por las fuertes inundaciones en el norte del país y el paso del tifón Utor por el sur.
En las provincias de Heilongjiang, Jilin y Liaoning, situadas en el extremo noreste, se han registrado hasta hoy 72 fallecidos y un centenar de desaparecidos, después de que varios ríos se desbordaran e inundaran municipios enteros.
La mayoría de las víctimas eran residentes de la localidad de Fushun, situada en Liaoning -la provincia que acumula más fallecidos- donde centenares de viviendas del municipio quedaron sumergidas después de que cayeran cerca de 400 milímetros de precipitación en solamente 24 horas.
Estas lluvias torrenciales provocaron también el corte del tráfico ferroviario, el cierre de varias carreteras y la interrupción del suministro de energía en la ciudad.
Las abundantes lluvias han aumentado peligrosamente el caudal de los tres principales ríos de la zona (el Amur, el Songhua y el Ussuri), que se han desbordado en algunas zonas y han derrumbado o dañado gravemente unas 50.000 viviendas en las tres provincias, según las autoridades.
La suma de evacuados supera ya las 300.000 personas y los damnificados son unos 3,7 millones, según datos proporcionados por Xinhua.
Según las previsiones meteorológicas, se espera que otros dos frentes de lluvias lleguen a la zona esta semana, algo que dificultará las tareas de rescate y de ayuda que llevan a cabo decenas de miles de voluntarios y soldados del Ejército de Liberación Popular (ELP).
Las regiones del noreste de China se convierten en el verano boreal en las principales productoras de cereales del país, por lo que se teme que las inundaciones perjudiquen las cosechas y la producción del grano en un momento decisivo para el suministro de estos alimentos durante los meses de otoño.
El primer ministro, Li Keqiang, pidió más esfuerzos para aliviar las sequías y prevenir las inundaciones y aseguró que reforzará la recuperación de la producción agrícola tras los desastres meteorológicos y dará "apoyo fiscal" a los productores afectados.
Al tiempo que el noreste del país sufre sus peores inundaciones en décadas, como ha puesto de relieve la prensa local, las lluvias no dan tregua a los ciudadanos del sur, que aun padecen los efectos del tifón Utor, que afectó a las provincias de Cantón y Guangxi.
Las inundaciones y los corrimientos de tierra provocados por las fuertes precipitaciones han dejado por ahora 33 muertos y diez desaparecidos, además de 320.000 evacuados y 8,3 millones de damnificados en total.
Se espera que hoy algunas zonas de Guangxi registren aun cantidades de 100 a 110 milímetros, pero se prevé que la lluvia disminuya en los próximos días y que se desplace dirección oeste, hacia las provincias de Guizhou y Yunnan.
Hoy, una cadena de deslizamientos de tierra han enterrado a como mínimo seis vehículos y atrapado a un número aun indeterminado de personas también en la provincia de Guangxi, según informaron las autoridades locales.
Los aludes han afectado a más de diez tramos -alguno de ellos de más de 100 metros- de una carretera cercana a la ciudad de Guiping y se han registrado entre las 8.00 y las 16.00 horas (00.00 - 08.00 GMT).
Los equipos de rescate tratan de despejar el camino hacia el lugar del siniestro y llegar a las localizaciones exactas donde sucedieron los deslizamientos, sin que por ahora se sepa cuántas personas han quedado atrapadas bajo los escombros.
Entretanto, el centro y este de China padece este verano una de las mayores olas de calor en años, que ha causado la muerte de 31 personas en lo que va de mes.
Según las previsiones, las temperaturas marcarán récords durante los próximos tres días a lo largo de los ríos Yangtsé y Huai, especialmente en sus zonas sureñas, en las provincias de Sichuan y Chongqing.
Los termómetros superarán los 35 grados en la mayoría de las regiones afectadas, con máximas de hasta 39 y 40 grados.

Avatar
Acerca del Autor