Cambios en los Servicios de HUSKY

HUSKY es el programa que maneja el Departamento de Servicios Sociales de Connecticut para brindar acceso a los servicios médicos a los niños y los familiares que los cuidan. Hay una serie de requisitos para ser aceptado al programa HUSKY, incluyendo pruebas de ciudadanía o residencia y de ingresos. El Departamento de Servicios Sociales, por su parte, subcontrata con compañías aseguradoras lo relacionado con acceso a los servicios médicos.

En el 2007 el gobierno canceló los contratos que tenía con varias compañías aseguradoras. Esta cancelación obligó al estado a buscar nuevas compañías que pudieran manejar los contratos para HUSKY.

En Connecticut el Departamento de Servicios Sociales ofrece HUSKY A (Medicaid) y HUSKY B (SCHIP). Medicaid y SCHIP son programas federales que le otorgan al estado fondos para que los residentes puedan recibir servicios médicos. Si todo esto suena confuso, en realidad lo es. Para participar en estos programas hay que solicitar, cualificar y decidir a través de qué compañía uno quiere participar para acceder los servicios médicos.

La cancelación de los contratos en el 2007 resultó en que se tuviera que seleccionar nuevas aseguradoras y las personas deberían escoger la que preferían entre tres opciones. Este gran lío continuará porque la gobernadora ha decidido subastar el plan de salud que cubre a HUSKY A y B, conjuntamente con otro programa para adultos que carece de seguro médico. En estos momentos el Departamento de Servicios Sociales está considerando las propuestas sometidas para otorgar un nuevo contrato a las aseguradoras.

Es decir, por segunda vez en el año, las familias se enfrentan a un cambio en la compañía que asegura y maneja el contrato médico. A partir del primero de julio todas las personas que están en el programa de HUSKY tendrán servicios a través de una nueva compañía.

Todo lo anterior no significa que el acceso a los servicios médicos sea el mejor. Al contrario, muchas familias se enfrenta con la dificultad de conseguir a un dentista que acepte el plan y lo mismo sucede con especialistas como pediátras, dermatólogos, ortopedas y otros.

En cuanto a los servicios sicológicos o mentales, estos se atienden de otra forma y no a través de HUSKY. El Connecticut Behavioral Health Partnership administra de forma separado todo lo que tenga que ver con condiciones mentales o sicológicas. El Departamento de Servicios Sociales administra la parte que tiene que ver con las medicinas.

Navegar todo lo anterior no es nada fácil. Es por eso que promovemos el que se les brinde a las familias latinas información necesaria y en español para que puedan entender y tomar decisiones adecuadas. Toda la información debe estar disponible de forma clara y sencilla para que cualquiera la pueda entender. Para recibir ayuda u orientación sobre esta transición pueden llamar al 1-877-CT-HUSKY (1-877-284-8759). También pueden consultar la página del web: www.huskyhealth.com

Si usted quiere comentar sobre estos cambios pueden participar de una encuesta en donde indique su grado de satisfacción a través de: www.LARCC.org

El acceso a los servicios de salud se ha complicado tanto, que muchos prefieren acudir a la sala de emergencia cuando se sienten enfermos. Otros esperan hasta que la condición los afecte gravemente. Hay muchos que no tienen acceso a un médico. Todo esto apunta a la necesidad urgente de cambiar los sistemas actuales para que todos tengan acceso al mejor cuidado médico y este acceso sea comprensible, sin necesidad de navegar una burocracia. Proteger la salud de los ciudadanos, brindarle el cuidado que necesitan no debe ser un privilegio sino un derecho de cada ser humano.

Avatar
Acerca del Autor