BRASIL: Promueven apertura de compras públicas de cara a una mayor integración



Brasilia (EFE).- Brasil promociona una mayor apertura del mercado regional de compras gubernamentales como una herramienta de integración, que según cálculos conservadores puede generar negocios de unos 40.000 millones anuales solamente en el ámbito del Mercosur.

"El Gobierno brasileño tiene por orientación integrar más y mejor al país a la economía global" y ello incluye algunos "canales poco convencionales", explicó en una entrevista con Efe el secretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Planificación, Desarrollo y Gestión, Jorge Arbache.

Entre esos canales "novedosos" está la promoción de acuerdos de compras gubernamentales, que en el caso del Mercosur fue firmado en la última cumbre del bloque que integra a Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, celebrada en Brasilia en diciembre pasado.

El llamado "Protocolo de Contrataciones Públicas del Mercosur" permitirá que las empresas de los cuatro países participen en las mismas condiciones en casos de licitaciones gubernamentales en cualquier miembro del bloque, lo cual, en opinión de Arbache, será una herramienta de promoción comercial e integración.

El acuerdo sólo entrará en vigor una vez que lo ratifiquen los cuatro parlamentos, pero en opinión del funcionario brasileño no habrá obstáculos y, una vez en funcionamiento, "promoverá una mayor competencia, acceso a mejores precios y, tal vez, también a mejores productos".

Según Arbache, también pudiera abrir puertas a un mayor ahorro en el gasto público, lo cual es "absolutamente necesario" en los cuatro socios del Mercosur, cuyos Gobiernos afrontan serios problemas en el área fiscal.

Asimismo, de acuerdo a las proyecciones del Gobierno brasileño, pudiera haber una mayor integración "directa" entre empresas de los cuatro socios, que pudieran encontrar más atractivo asociarse con firmas de otros países para competir en un concurso público.

En el Mercosur, sin embargo, el asunto ha encontrado algunas resistencias. Estaba en la agenda desde hace 22 años y en 2006 se llegó incluso a consensuar un compromiso que nunca fue ratificado y por tanto no entró en vigor.

En opinión de Arbache, ahora hay diferencias fundamentales y son que los Gobiernos han concordado en todos los términos del acuerdo y que la aplicación será progresiva y en un principio hasta en forma bilateral, una vez que sea aprobado por al menos dos de los socios del bloque.

El único país que aún conserva algunas dudas es Paraguay, lo cual, según el funcionario brasileño, es "comprensible", dado el tamaño de su economía

"En los países con economías menores, el Gobierno tiene un papel fundamental en la promoción de la actividad económica y hasta tiene una cierta influencia a través de sus compras", un gasto que hasta es utilizado para promover "la justicia social" o "inducir a una modernización tecnológica", explicó.

Por eso mismo, apuntó que el asunto causa una "alta sensibilidad" en algunos países, aunque se mostró convencido de que la apuesta por la apertura de las compras gubernamentales acabará "beneficiando a todos".

Además del acuerdo firmado en el ámbito del Mercosur, Brasil ha suscrito recientemente tratados similares con Perú y Chile, así como negocia en ese sentido con México, Colombia y Canadá.

El tema también es parte de las negociaciones comerciales entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), en las que el capítulo de las compras gubernamentales figura entre "los más avanzados", indicó Arbache.

En algunos casos, entre los que citó los de Chile y Perú, aseguró que el interés es "mucho más grande" por parte de las empresas de esos países en el mercado brasileño, por sus propias dimensiones, que en sentido contrario.

"Si hay buenos productos y buenos precios, no nos oponemos a eso. Por el contrario, es eso lo que queremos", aseguró.

Eduardo Davis


Identidad Latina
EFE

Identidad Latina
Acerca del Autor