Apelación y reentrada al país

En el 2009 la Corte Suprema de los Estados Unidos consideró lo siguiente, si las Cortes de Apelación deben de ordenar que físicamente no remuevan al inmigrante que ha apelado su caso (el peticionario). En su discusión con la Corte Suprema el Abogado del Gobierno (DHS) presentó que peticionarios no son tan afectados si los remueven del país, mientras apelan sus casos porque el gobierno tiene un proceso para darles permiso de reentrada. Pero el Abogado del Gobierno no les pudo explicar el proceso de la “reentrada” a la Corte. Al fin y al cabo la Corte Suprema falló a favor del peticionario y ordenó que no lo remuevan físicamente.
Luego, el National Immigration Project del National Lawyers Guild, NIPNLG (Proyecto de Inmigración Nacional del Gremio de Abogados) le reclamó al gobierno una copia de ese “proceso de reentrada”; pero este pedido se convirtió en una demanda cuando el gobierno no quiso presentar los detalles de ese “proceso de reentrada”. Tanto se excusó el gobierno que llegaron ante otro Juez discutiendo simplemente, cuál es el proceso de reentrada. A la larga el NIPNLG ganó y el Juez de la Corte del Distrito Federal le ordenó al gobierno que entregara la póliza que dictaba el “proceso de reentrada”. ¡Pero qué bochorno para el DHS! No tenían una póliza, le habían presentado a la Corte Suprema una descripción incorrecta y tuvieron que pedirle disculpas a la Corte!
Adjunto con la carta el Department Homeland Security (DHS) redactó una guía nueva de entrada al país después de ganar su apelación en las Cortes Federales de los EE.UU. Básicamente, si el inmigrante era residente permanente antes que fuese deportado y gana su caso de apelación automáticamente se restablece la residencia y el individuo puede entrar al país de nuevo. Si no era residente permanente y gana su caso ICE decide si es necesario que el individuo tiene que entrar al país para darle seguimiento a su caso de residencia. O sea el ganar una apelación no quiere decir que se les han aprobado residencia, hay que realizar otros trámites. Cada caso es distinto y requiere su proprio revisión. Por lo tanto, estas son muy buenas noticias para el peticionario en apelaciones.
Recuerde que esta información es puramente general. Cada caso y situación es diferente y las leyes cambian constantemente, especialmente las de inmigración. Las opiniones y comentarios en esta sección son únicamente de carácter general y de ninguna forma deben ser interpretados como consejos legales específicos sobre su caso en particular. Para obtener consejo legal para su caso específico usted debe consultar a un abogado.
Milagros Saldana Cruz
milagros@milagroslaw.com

Avatar
Acerca del Autor