Alex Rodríguez: Símbolo de Consistencia

Para cuando esté leyendo este artículo, es muy posible que el pelotero Alex Rodriguez, “A-Rod”, ya se haya convertido en el beisbolista mas joven en la historia en llegar a los 500 jonrones. En esta nueva era de incertidumbre sobre la autenticidad de jonroneros como Mark McGwire, Barry Bonds, Sammy Sosa, Rafael Palmeiro, Jason Giambi, para nombrar a algunos, uno de los pocos peloteros que han mantenido una constistencia mostrada a través de su carrera, ha sido nada más y nada menos que Alex Rodríguez.

El ahora jugador de los Yankees, quien hace solo días ha cumplido sus 32 años, se encuentra con 499 jonrones y toda una carrera por delante. Pero enfoquémonos en lo que viene haciendo desde su llegada a las Grandes Ligas. Mucho se dice de Bonds, quien luego de varias buenas pero no excelentes campañas, sorprendió a todos al conectar 73 jonrones, luego de nunca haber haber llegado por lo menos a los 50 en una temporada. Cuando habla-mos de A-Rod, hay que mencionar su gran consistencia a través de los años. El neo-yorquino de descendencia dominicana, viene promediando unos 40 jonrones y 120 carreras impulsadas en los últimos 11 años. En 1996, su primera temporada completa en la que jugó, Rodriguez terminó bateando un increible promedio de .358, con 36 jonrones y 123 carreras impulsadas. Estos números para un veterano shortstop hubiesen sido envidiables, pero que un jovencito de 22 años esté poniendo estos números, realmente parecían increible.

Luego de unos seis años sólidos jugando con los Marineros de Seattle, en compañía de jugadores como Ken Griffey Jr, Edgar Martinez y Randy Johnson, A-Rod fue a probar suerte con los Rangers de Texas, y la verdad quién hubiese recha-zado los 252 millones que ofreció Texas por su pase.

Durante su tiempo con Texas, A-Rod subió el poderío de su bate a otro nivel. Bateando 52, 57 y 47 jonrones en temporadas consecutivas, A-Rod se convirtió en uno de los bateadores mas temibles de las Grandes Ligas. El próximo paso en su ca-rrera, su llegada al glorioso equipo de los New York Yankees.

Como ya todos sabemos, ni bien un jugador empieza a destacarse en las Grandes Ligas, siempre hay un dueño que no cesará hasta verlo con la camiseta azul y blanca de los Yankees. Así fue el caso con A-Rod, a quien George Steinbrenner, dueño de los Yankees, trajo en el año 2004. Desde su llegada, su relación con los aficionados no ha sido la mejor. Aunque los números muestran que Alex Rodriguez continúa teniendo brillantes campañas, la mentalidad de los neoyorquinos rueda alrededor de solo una cosa...ver a los Yankees campeones.

Desde que A-Rod puso pié en New York, los Yankees aún no han campeo-nado, y para ellos, el no haberlo hecho desde el año 2000, es toda una eternidad. Y por mas bien que juegue Rodriguez, los fans lo vinculan como alguien que no es un ganador. La realidad es que Alex no sólo ha tenido fantásticas temporadas estadísticamente sino también en la cancha con su defensa, que continúa mejorando ahora que está en su nueva posición como tercer base.

Esta temporada vemos a un Alex Rodríguez, rejuvenecido, rompiendo todo los récords en el mes de Abril. Con 2 meses restantes por jugar A-Rod está quizás en medio de su mejor campaña como pelotero. Con la llegada de los 500 jonrones, es difícil no pensar en el futuro, y en este jugador que para muchos superará la marca que deje Bonds luego de su retiro.

Avatar
Acerca del Autor