Al fin Romney publica su declaración fiscal y hay sorpresas

Washington, 24 ene (EFE).- El aspirante a la candidatura presidencial republicana Mitt Romney hizo hoy públicas sus dos últimas declaraciones fiscales que revelan que su gran fortuna personal está sujeta a una tasa impositiva muy inferior a la del estadounidense medio.
Según las declaraciones de impuestos, entregadas a algunos medios pero todavía no publicadas en su página web como había anunciado, Romney tuvo unos ingresos de unos 42 millones de dólares entre 2010 y 2011 y pago impuestos a un tipo impositivo promedio del 14,6%, según publica el diario The Washington Post.
En el año 2010 los ingresos de Romney sumaron 21,6 millones de dólares y el exgobernador de Massachusetts pagó unos 3 millones de dólares en impuestos, a una tasa del 13,9%, según muestran las copias de su declaración entregadas esta madrugada a algunos medios.
La declaración de impuestos de 2011, que todavía Romney no envió a la Dirección de Impuestos, muestra un ingreso de 20,9 millones de dólares y una tasa impositiva del 15,4 %.
La cuestión de los impuestos se ha convertido en manzana de discordia en el debate electoral republicano, después de que otro de los aspirantes, el expresidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, retara al favorito Romney a dar detalles sobre el origen de su fortuna ganada como financiero.
Por su parte, Romney instó a Gingrich a publicar sus contratos de asesoría firmados con el gigante inmobiliario Freddie Mac, lo que éste hizo en parte anoche, antes del debate televisado entre los cuatro precandidatos a la nominación republicana.
Durante meses el equipo de campaña de Romney había rehusado divulgar las declaraciones fiscales del expresidente de la firma de inversiones Bain, cuya fortuna se calcula en unos 250 millones de dólares.
Más de la mitad de los ingresos de Romney en 2010 y 2011 provinieron de las rentas y dividendos de sus inversiones sobre las cuales el código impositivo estadounidense asigna un gravamen de hasta el 15 por ciento.
La mayoría de los estadounidenses paga entre el 23 y el 35 por ciento en impuestos sobre sus ingresos ordinarios.
"Oh, por supuesto la gente quiere hablar sobre eso", dijo anoche Romney en un debate en Florida con sus tres competidores Newt Gingrich, Rick Santorum y Ron Paul.
"Ya van a ver mis ingresos y cuánto pagué en impuestos y cuánto contribuí a obras de caridad", añadió Romney, un mormón que paga importantes aportaciones a su iglesia.
En 2010 esa contribución sumó casi 3 millones de dólares. Las aportaciones a obras de caridad e iglesias son deducibles del monto de ingresos sujeto a impuestos.
El ingreso obtenido por Romney lo coloca entre el grupo más selecto de contribuyentes en Estados Unidos.
En 2008 según las cifras de la Dirección de Impuestos, el ingreso medio en Estados Unidos fue de 33.048 dólares, una cantidad de dinero que Romney ganó en menos de un día.
Para situarse entre el 1 por ciento de los contribuyentes más acaudalados se necesitaba entonces un ingreso bruto anual de 380.354 dólares, cantidad que Romney ganó en una semana.
Según las mismas cifras de la Dirección de Impuestos, en 2008 menos del 15 % de todos los contribuyentes con ingresos superiores a los 200.000 dólares anuales pagó menos del 15 % en impuestos.

Acerca del Autor