“Aetna” se muda a New York City (Repercusiones)

Aetna, una de las aseguradoras de salud más grande de Estados Unidos, y gran contribuyente del Estado de Connecticut ha decidido trasladar su sede corporativa a la ciudad de Nueva York en el 2018. Una decisión que será dura para el Connecticut que ha aumentado los impuestos para tratar de equilibrar su presupuesto. La compañía dijo en su sitio web que tendría entre 1.000 y 2.000 empleados en Nueva York, después de mudarse al nuevo edificio en 61 9th Avenue en Manhattan. Aetna mantendrá su campus de Hartford y conservará cerca de 6 mil asociados en Connecticut.
Sin embargo, la medida afectará al Estado y especialmente a la ciudad de Hartford. Carlos Moreno, Director Interino Working Families para el Estado de Connecticut declaró que, “Esto debería ser una llamada de atención para nuestro Gobernador y nuestros legisladores: Aetna se muda a un Estado de paraíso fiscal corporativo que carece de beneficios para los trabajadores. Se está mudando a un Estado con una tasa impositiva marginal más alta sobre los millonarios, una Constitución Estatal que prohibe una reducción de los beneficios de pensiones de los empleados públicos, un salario mínimo de $ 15, licencias de maternidad y medicas pagadas, y Educación Superior pública gratuita. Nuestro Estado no puede seguir siendo rehén de falsas retóricas. Ya es hora de que Connecticut imponga impuestos a sus residentes más ricos para que inviertan en nuestra gente, en nuestras ciudades, en nuestras infraestructuras y en el futuro, y dejen de escuchar el giro del lobby empresarial”.
El alcalde de Hartford, Luke Bronin también se pronunció diciendo que “Ahora que Aetna ha tomado su decisión final, espero que sirva como un mensaje claro y poderoso a los líderes de ambos partidos políticos en Connecticut, que necesitamos tomar medidas audaces rápidamente. La ciudad de Hartford finalmente está viendo el comienzo de la revitalización que nos eludió durante tanto tiempo, y se puede sentir la nueva energía en la Ciudad Capital. Pero al mismo tiempo, Hartford y el Estado de Connecticut en su conjunto, se enfrentan a crisis fiscales que se han cultivado por décadas, y ​​no se puede arreglar con curitas. Espero que, como estado, podamos usar la pérdida de la bandera de Aetna como una llamada de atención para encaminar a Connecticut en un presupuesto fiscal sano y para posicionar a nuestras ciudades -incluyendo Hartford – como centros de crecimiento que Connecticut necesita y que nuestros principales empleadores exigen”.
Identidad Latina
news@identidadlatina.com
Identidad Latina

Identidad Latina
Acerca del Autor