27 de Enero: Marcha por la Vida en Washington DC

El próximo Viernes 27 de Enero se realizará la Marcha por la Vida en Washington DC, como se viene efectuando cada mes de Enero desde 1973, para protestar contra la legalización del aborto. Cada marcha cuenta con un promedio de 300,000 personas. Como siempre no asistirá ningún representante de los grandes medios que están visceralmente comprometidos con la causa abortista y por ende no pueden ir a cubrir a la oposición.

IDENTIDAD LATINA enviará dos reporteros a cubrir esta gran marcha que paralizará a la capital de la nación entre el Mall y la Corte Suprema. El año pasado la tormenta de nieve Jonás golpeó frontalmente a la Marcha, pero esta se efectuó y nuestro periódico estuvo allí. Además, este medio impreso que aparece cada dos semanas con un tiraje de 15,000 ejemplares, modesta cifra comparada con las de las grandes corporaciones informativas, cubre siempre las dos caras de la información. En esta edición también se está informando sobre la Marcha por la Mujer que se realizó hace una semana.

Según mi opinión la multitudinaria marcha del pasado Sábado 21 debió llamarse “Marcha contra Trump”, pues se marchó en legitimo reclamo para defender: a la mujer contra el abuso físico y económico, el medio ambiente, a nuestros aliados económicos y políticos, la oportunidad en la inmigración, la libertad religiosa, la igualdad racial, contra el abuso de la proliferación de armas, el razonable salario mínimo y otros derechos que Trump abusivamente busca suprimir.

Desafortunadamente en esta Marcha contra Trump subrepticiamente se intentó promover un derecho de privacidad personal que esta edificado sobre la destrucción del derecho esencial de todo ser humano: la vida. Todo otro derecho tiene cabida por más controversial que sea, pero por sentido común no lo tiene un crimen de lesa humanidad como el aborto o el infanticidio, tan horrendos que si la gran prensa los cubriera como son en realidad sería el fin del aborto legal. Como el caso del doctor Kermit Gosnell que fue convicto por asesinar en primer grado tres niños nacidos y una mujer en su clínica abortista en Philadelfia, Pennsylvania.

Gosnell efectuó 30,000 abortos durante dos décadas hasta el 2010 en que fue descubierto, durante este periodo también realizó múltiples infanticidios donde él o uno de sus ayudantes cortaban con tijeras la medula espinal a niños nacidos vivos. Este es un caso que fue sentenciado por la Corte de los EEUU y que los voceros de prensa de los medios abortistas cubrieron solo al final, debido a una campaña en Twitter que no pudieron ignorar.

El mismo médico en un afán de salvarse de la pena de muerte se confesó culpable, agregando que él y su esposa eran los únicos que efectuaban los llamados abortos dominicales en bebes a término, es decir en el octavo o noveno mes de embarazo de los cuales no hay ya pruebas físicas. Usted puede informarse más acerca de este caso en https://en.wikipedia.org/wiki/Kermit_Gosnell. También ver el tráiler del documental en http://3801lancaster.com/ o la nota de la película en https://www.youtube.com/watch?v=7rSB5_D4CN0 o leyendo el libro que se publicó este año https://books.google.com/books/about/Gosnell.html?id=d3PosgEACAAJ&hl=en.

 

 

  1. de R.-


El presente artículo puede leerlo también en la web de IDENTIDAD LATINA –www.identidadlatina.com- donde podrá encontrar los links relacionados a la marcha
Pablo D. Perleche
pablodperlech@aol.com
identidadlatina.com

Identidad Latina
Acerca del Autor